Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Otro naufragio de Morata

El Economista El Economista 04/08/2016
El delantero madrileño se mostró fallón y dio muestras de ansiedad ante el Bayern. © Getty El delantero madrileño se mostró fallón y dio muestras de ansiedad ante el Bayern.

Álvaro Morata sumó esta madrugada su tercer partido como titular en el Real Madrid desde que los blancos lo repescaron desde la Juventus de Turín. También ha sido su tercer fiasco consecutivo. El delantero madrileño volvió a protagonizar un partido gris, cargado de ansiedades, que, por mucho que diga Zidane, deja la sensación de que esta segunda etapa del madrileño no está comenzando como esperaban en el Real Madrid. "No me preocupa que Morata no marque, nos da un poco de todo y ya llegará el gol, como he dicho siempre lo que cuenta dentro del grupo es el trabajo colectivo", comentó en sala de prensa tras la victoria 0-1 al Bayern de Múnich en el último amistoso previo a la Supercopa de Europa.

Morata, sin embargo, sí que está preocupado. Al menos es lo que dice su lenguaje corporal, triste y apagado cada vez que falla alguna ocasión de gol. Anoche, frente a los bávaros. Tuvo un par de ellas. Eran claras, pero, como en partidos anteriores, el ex de la Juventus las falló. Las dos llegaron en la segunda mitad. Una, tras un servicio desde la derecha que el '21' cazó a bote pronto desde la frontal del área. La bola se marchó lejos, a la izquierda de la meta que defendía Sven Ulreich. Morata se llevó las manos a la cara. Mirada al suelo y gesto serio.

Después llegó 'la ocasión'. Minuto 58 de partido. Contra del Real Madrid. Marcelo se cuela en una gran diagonal y levanta la bola 'a lo Laudrup' para dejar sólo dentro del área a Morata. El primer control del madrileño fue perfecto. Un remate rápido habría pillado desprevenida a la zaga rival. Sin embargo, el delantero decidió acomodársela una segunda vez, dar un leve toque con el exterior del pie derecho y meter la bola un poco más al centro. Un segundo de retraso que permitió a dos defensas coger posiciones y tapar el remate.

Morata trató de meter rosca a su disparo, pero la bola, en lugar de buscar la portería, salió plana para irse, de nuevo, varios metros a la izquierda de la meta rival. Segundo fallo consecutivo en un puñado de minutos. De nuevo caras de rabia, manos a la cara y ceño fruncido. Al ariete no le gustó nada de nada marrar de nuevo.

En el 77' dejó el campo y le sustituyó un Mariano que dejó (otra vez) buenas sensaciones. El hispano-dominicano no marcó, pero generó dos grandes ocasiones en los escasos 13 minutos que disputó. Un buen papel que mete más presión si cabe a un Morata que apunta a titular ante el Sevilla en la Supercopa de Europa. Quizá sea entonces un buen momento para romper su sequía y recuperar la confianza que tanto está buscando.

MÁS EN MSN

-Un Real Madrid serio vence al Bayern de Ancelotti

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon