Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pánico en el Barça por la condena a Messi

El Economista El Economista 06/07/2016
Durante el proceso ya amenazó con su adiós si había condena. © Reuters Durante el proceso ya amenazó con su adiós si había condena.

Leo Messi y su padre, Jorge Messi, han sido condenados a 21 meses de prisión por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda. La sentencia se ha dado a dado a conocer este miércoles y no implicará, a priori, su entrada en la cárcel al carecer de antecedentes penales y no ser superior a los 24 meses. La decisión, en todo caso, depende del juez. Pese a ello, el caso podría tener consecuencias directas en la continuidad del futbolista en el FC Barcelona.

Ya durante el proceso judicial el entorno del jugador deslizó en alguna ocasión la posibilidad de abandonar el equipo blaugrana por la presión que suponía para el jugador verse condenado y, sobre todo, que se condenara a su familia. Ahora ese temor se ha transformado en realidad. Lo que suceda de aquí en adelante es una incógnita.

Puede servir como ejemplo de cuál podría ser su reacción la manera cómo se tomó su amigo Mascherano su condena (también por evadir impuestos) a 14 meses de cárcel.

NO TE PIERDAS

-Los Messi, condenados a 21 meses de prisión por fraude fiscal

El defensa trató de forzar su venta a la Juventus de Turín, pero el Barça se ha negado. Seguramente todo acabe en renovación, pero Mascherano mantiene su miedo a que este caso pueda implicar su entrada en la cárcel en caso de cometer algún desliz futuro en forma de accidente de tráfico o similar. Un altercado de este tipo le mandaría, sí o sí, a prisión.

Algo parecido podría pasar por la cabeza de un Messi aún en el disparadero por su renuncia a la selección argentina tras el duro golpe por perder en la final de la Copa América contra Chile.

MÁS EN MSN

Volver a reproducir vídeo

LO MÁS VISTO

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon