Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Paco Jémez, un despido anunciado a gritos

SPORTYOU SPORTYOU 29/09/2016 Miguel Gutiérrez
Paco Jémez, un despido anunciado a gritos © Getty Images Paco Jémez, un despido anunciado a gritos

Hay entrenadores que no se pueden despegar de sus precedentes. A algunos les precede la fama; a otros, su fútbol. Sea lo que sea, antes o después la etiqueta acaba por volverse en su contra. Es el clásico "Cuando contratas a Mourinho, sabes cómo es", para entendernos. En el caso de Paco Jémez, a su llegada a Granada le precedían su vocación ofensiva, casi suicida, y su carácter volcánico. Tras foguearse en Segunda División (Córdoba, Cartagena, Las Palmas), se erigió en personaje con mayúsculas al frente del Rayo Vallecano, al que mantuvo en Primera durante tres temporadas (una de ellas incluso en puestos europeos) y descendió a la cuarta. En su legislatura vallecana, Jémez dejó numerosos ejemplos de su carácter visceral, de tipo arrebatado, en consonancia con su propuesta futbolística. Cuando el Granada le llamó, sabía a quién contrataba, por más que su nuevo propietario sea una compañía china.

Su paso por Los Cármenes ha sido breve pero intenso en la sala de prensa. Más allá de la mala clasificación del equipo (penúltimo en la Liga, con dos empates y cuatro derrotas), a que haya seguido sus declaraciones le habrá sorprendido la destitución, por tempranera que sea. Jémez firmó por tres años y no ha durado ni tres meses.

"A lo mejor el equipo necesita un cambio en el banquillo", dijo en la jornada 2

El propio entrenador fue el primero en agitar el fantasma de su salida, una práctica bien conocida en Vallecas. En la segunda jornada, tras la goleada sufrida en Las Palmas (5-1), se colocó en el centro de la escena y reclamó todos los focos: "El club tiene que decidir si realmente cree que esta es la idea o cambiar. Yo les voy a dar todas las facilidades, porque a lo mejor lo que necesita el equipo es un cambio en el banquillo". Y sentenció: "El mejor jugador de Las Palmas he sido yo". Una semana antes, el Granada se había estrenado en la Liga con un empate (1-1) en Villarreal y Jémez sí señaló en público algunas carencias de su equipo: "Cuando no tienes criterio con el balón, no puedes conseguir ritmo".

Otra derrota, esta vez ante el Eibar (1-2), y un empate (2-2) en campo del Real Betis sacaron a la luz nuevas diferencias: "Este es el charco más gordo en el que me he metido desde que soy entrenador. Está claro que el proyecto que teníamos inicialmente no es el que hemos hecho", dijo en la Cadena Ser. Hasta mediados de septiembre no pudo contar con todos los jugadores del proyecto, ya que seis de ellos (Atzili, Bueno, Carcela-González, Kravets, Tabanou y Vezo) llegaron sobre la bocina del cierre del mercado. La multiculturalidad de la plantilla ha hecho aflorar problemas de comunicación: "Muchas veces parezco un indio para que me entiendan en los entrenamientos", dijo; "Entre ellos no se entienden y yo no me entiendo ni conmigo mismo".

Paco Jémez y dos fichajes chinos

Sin embargo, sus críticas más sonadas tuvieron como protagonistas a Feng Jin y Wang Zixiang, dos futbolistas chinos: “No tengo información sobre ellos. No he pedido a esos futbolistas ni les conozco. No se me ha informado y dentro del ámbito deportivo mando yo. Entiendo que no son para el Granada. Nadie desde el club me ha contado nada".

El pasado lunes, tras la derrota (3-1) contra el Alavés, Jémez ya se veía en la calle: "Fíjate si me preocupan los errores que creo que me van a costar el puesto". Esta vez no había forma posible de asumir la culpa, después de que los goles de la derrota llegaran en errores de trazo grueso, increíbles en el fútbol de alto nivel. En todo caso, tenía claro que si alguien iba a pagar los platos rotos, ese era él: "El primero en caer siempre es el entrenador. La directiva no va a tener paciencia conmigo. No sé cuándo va a ser el momento, mañana, el sábado o cuando acabe el partido". Al final fue este miércoles.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon