Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Paul Pierce pone fecha de caducidad a sus 'haters'

BASKET4US BASKET4US 01/10/2016 Antonio Gil
Paul Pierce pone fecha de caducidad a sus 'haters' © BASKET4US Paul Pierce pone fecha de caducidad a sus 'haters' Paul Pierce pone fecha de caducidad a sus 'haters' © BASKET4US Paul Pierce pone fecha de caducidad a sus 'haters'

Paul Pierce pondrá fin a su carrera NBA al término de la temporada 2016-17. El jugador más odiado de la Liga dirá adiós y dejará huérfano al colectivo hater. LeBron James, Carmelo Anthony y otros nombres propios de la competición van a enfrentarse por última vez al que ellos mismos han etiquetado como su rival más complicado. Los fans de los equipos rivales tendrán su última oportunidad de dejarse la garganta acordándose de la familia de uno de los mayores killers de la mejor liga del mundo. 'The Truth' se va avisando, dando la cara... como siempre ha hecho. Sin esconderse.

"Es la hora de dejar el baloncesto. Al igual que sucede con cualquier otra decisión difícil, creo que aquí también tienes que estar en paz contigo mismo. Estoy en paz con mi retirada, pero todavía tengo algo que dar. Una temporada más. Una oportunidad más", anunció Paul Pierce en The Players Tribune. "Después de 18 años en la NBA, es difícil creer que voy a estar jugando en cada pabellón por última vez, así que voy a disfrutar cada entrenamiento, de cada viaje en autobús, de cada cena de equipo y de cada vez que atraviese el túnel para salir a la cancha". El problema, sobre todo para sus contrincantes, es que 'La Verdad' sólo disfruta ganando.

Paul Pierce, la reencarnación deportiva de Reggie Miller

Pocos jugadores en la historia de la NBA desprendían más odio en sus rivales que Reggie Miller. El sempiterno astro de Indiana Pacers era uno de los más abucheados en todos y cada uno de los pabellones que visitaba, pero en su última campaña en activo cambió los improperios por ovaciones. Los aficionados del resto de conjuntos de la Liga acabaron rindiéndose ante toda una leyenda, incluido el mismísimo Spike Lee, fan #1 de New York Knicks y quién más se las veces llevó al extremo el trash talk con el escolta. Algo que no sería de extrañas que le sucediese también a Paul Pierce, porque al fin y al cabo los que se pelean se desean.

Odiado por sus mazazos, no por sus títulos

El anillo de campeón logrado por Pierce con Boston Celtics en 2008, acompañado del galardón de MVP de las Finales, no es motivo de rabia entre sus enemigos. Todo lo contrario que sus canastas decisivas, producto de una templanza insultante y un sangre fría como pocas. ¿A qué jugador darías el balón en una posesión decisiva? A 'The Truth'. Fin de la historia. Con el uniforme de los 'orgullosos verdes', con el de Brooklyn Nets, con el de Washington Wizards o con el de Los Angeles Clippers. Paul Pierce siempre daba la puntilla, incluso cuando todo el mundo sabe que la bola va a acabar en sus manos en los segundos finales. Si hay que empatar, empata. Si hay que ganar, gana. No hay más. Es un guión escrito que nunca falla y del que podremos disfrutar por última vez durante 82 partidos (¿más playoffs?). Un buen número de ocasiones para que los que todavía no lo hayan hecho se conciencien ya de que "you can't handle the truth".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon