Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pedrosa, hundido por su peso

Marca Marca 26/04/2016 Jaime Martín
Dani Pedrosa. © Marca Dani Pedrosa.

Dani Pedrosa no despega. Ni en Jerez, una pista donde había hecho podio siempre que había corrido en MotoGP, comenzó su despertar. No subió al cajón y, de hecho, en la clasificación general del certamen, tras cuatro citas, cuenta sólo con 40 puntos. Es su puntuación más baja desde que corre en la categoría reina con la excepción del curso pasado en el que se perdió tres pruebas.

El catalán tiene muy clara la principal causa de sus padecimientos: los neumáticos. "Con el primer delantero que trajeron iba muy bien, pero como se caían muchos pilotos, lo cambiaron", dijo en Austin, donde ya empezó a criticar abiertamente al fabricante galo.

Ahora sus dificultades están detrás. Desde Argentina, Michelin obliga a usar unos con una carcasa más dura por seguridad después de los incidentes de Baz y Redding. Son mucho más rígidos, lo que es todavía peor para el de Castellar del Vallés.

Pedrosa siente una mezcla de impotencia y rabia. El Mundial va avanzando y los de la cabeza se le van. Su sueño del título se desvanece. En las primeras citas y en pretemporada su equipo se volvió loco cambiando todo de arriba a abajo. No funcionó. En Texas estaba remontando hasta que se llevó por delante a Dovizioso. Podía haber sido hasta segundo. "Cambié mi pilotaje", confesó.

Pero en Jerez quiso guiar igual la Honda y no resultó. "Aquí no puedo hacerlo", reconoció ya el viernes.

El domingo estalló. "El constructor debe traer nuevas ideas. No es problema de motos o de pilotos. Deben cambiar las reglas para dar más test a Michelin. El campeonato debe hacer algo para ser más interesante", soltó. Dani se ve más afectado que nadie. "Es la ley de la Física. Peso menos y genero menos agarre, pero todos quieren una construcción más blanda. Se ve en las fotos que el neumático se chafa y la potencia se pierde", analizó.

A nivel personal, no oculta que es un momento duro. "Cada año es un poco más difícil. El año pasado fue difícil físicamente y este lo es técnicamente. Estoy cuarto y sin exprimir al máximo. Llegará el momento", opina.

MÁS EN MSN

-Los sueldos de los pilotos de Fórmula 1

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon