Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pendientes del músculo de Diego Costa

AS AS 07/06/2014 Alfredo Relaño

Esta noche juega España, con vistas a un Mundial que está ya ahí y que dará no pocos problemas. Ayer mismo, el ministro de deportes, Aldo Rebelo, hizo la sincera revelación de que duda que las cosas estén listas para el día 12. No es una gran sorpresa. Basta ver las fotos de estadios inacabados, en algunos de los cuales no es que falten detalles finales, es que faltan ladrillos por poner. Ya se da por seguro que ni para el Brasil-Croacia se podrán vender tantas entradas como estaba previsto, porque habrá una grada por completar. Pero ya no hay marcha atrás. El Mundial está a la vuelta de la esquina.

Y esta noche juega España su último ensayo, en el que estaremos, ante todo, pendientes de Diego Costa. He aquí todo un largo culebrón: su ascensión irresistible, sus dudas, su estilo belicoso, sus dolencias finales, sus partidos ante el Barça y el Madrid, en los que trató de jugar y dejó a su equipo en inferioridad. Del Bosque le quiere poner hoy. La idea no hace mucho era ver en este partido si de verdad está bien o no, arriesgar en ello, y si se rompe, llamar a otro. No sé si será tanto, si saldrá a por todas o con cautela. En todo caso, su figura es la gran intriga ante el partido de esta noche, menor en sí mismo.

Jugarán todos los de la final de la Champions, los del Madrid y el Atlético, que tuvieron una semana de parón y no estuvieron ante Bolivia. Son siete en total. Cuatro completarían el equipo de salida. Luego, claro, habrá cambios y hay quien me apunta que esté atento, porque al principio o al final veremos a los llamados a ser titulares ante Holanda. Ya lo veremos. Enfrente, El Salvador significa poco, aunque siempre nos permite evocar el recuerdo de Mágico González, aquel genio que enamoró a toda Cádiz. El Salvador dará color a la grada. Viven muchos por allí. Pero lo de abajo debe ser nuestro.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon