Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pep y Carlo, el que pierda hará la maleta

AS AS 26/04/2014 J.J. Santos

Beckenbauer baja el pulgar. El presidente de honor del Bayern lo tiene claro: si caen eliminados el martes, finiquitará el contrato con Guardiola, pese a quedarle dos años. Esa idea era la misma antes de jugarse la ida en el Bernabéu. No es un calentón después de haber perdido. Consideran los responsables del club bávaro que se han equivocado, que la propuesta de Pep altera el ADN que les ha llevado a ser campeones muchas veces, que no se puede jugar como lo hacen si no tienen futbolistas de último pase como Iniesta o Xavi. Por eso insisten en el discurso de que la posesión no sirve de nada sin ocasiones de gol. Mientras, el técnico confía en ganar la Champions para transformar esa mentalidad cerril. Si lo logra, pedirá jugadores del corte de Thiago para seguir insistiendo en su idea. Peor lo tuvo en el Barça en los primeros dos meses y acabó triunfando.

Carlo, en el alambre. Ancelotti ha pasado por distintas fases en el club. Comenzó enamorando su sensatez en la pretemporada. Llegaron las dudas cuando demostró ser muy permeable a críticas internas y externas. Casi colma el vaso de la paciencia con la mala gestión que ha hecho del asunto de la portería. Y finalmente vuelve a jugar a su favor esa mano izquierda que minimiza situaciones conflictivas. Pese a ello, y con la Copa en el bolsillo, la Champions marcará su futuro. Poco importa que tenga un segundo año de contrato. Si el martes cae en Múnich, que vaya haciendo la maleta.

Apoyo presidencial. El lunes a las diez parte la expedición del Madrid a Alemania. En contra de lo que es habitual, en ese avión viajará el presidente del club. Florentino quiere estar cerca del equipo. Lo hizo ya en la ida, acudiendo para compartir comida con los jugadores en Valdebebas. La directiva entiende que el arma principal está en el buen ambiente de vestuario y quiere que los jugadores sientan que la junta está cerca de ellos en estos momentos decisivos de la temporada.

Faltará Jesé. El que no estará en Múnich, ni como acompañante, es Jesé. Ha estado dos semanas muy cerca de donde se jugará la vuelta de la semifinal pero acaba de regresar a Madrid y ahora toca reposar en casa. Tras la alarma inicial por esa infección detectada en la rodilla operada, ahora los médicos están seguros de que la rehabilitación podrá llevarse con normalidad en los próximos meses. Como ocurriera en la final de Copa, Jesé será el primer homenajeado si se consigue el pase para la final.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon