Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Peter Lim, dueño del Valencia

AS AS 18/05/2014 Conrado Valle

El Valencia entró ayer en una nueva era, la de Peter Lim. Todo un punto y aparte en la historia del club de Mestalla. Por primera vez un inversor extranjero será su máximo accionista. Su dueño. Por fin Peter Lim consigue lo que llevaba años buscando, un equipo de fútbol para ser su propietario. El Patronato de la Fundación VCF decidió ayer por unanimidad elegir su oferta como la mejor. A Lim le venderá el 70 por cien de las acciones del Valencia. Ahora, Lim deberá negociar con Bankia la forma de pago de la deuda que tienen con ella club (220 millones) y Fundación (90 millones).

En poco más de tres horas los 22 patronos de la Fundación VCF dieron por finalizado el proceso de venta del Valencia. Al menos por lo que a su toma de decisión se refiere. A mano alzada y sin ningún voto en contra alguno ni ninguna abstención, la Fundación VCF se decantó por la oferta de Peter Lim y rechazó por diferentes razones las de Wanda, Cerberus y Zolotoya. Se ponía así el cierre a un proceso que comenzó en diciembre y que ha sido “tenso, difícil y complicado”, como reconoció Aurelio Martínez, presidente de la Fundación VCF.

Lo que ayer aprobó la Fundación VCF fue la parte de la transacción de las ofertas. Falta ahora que Peter Lim concrete con Bankia las formas y condiciones de pago. “Debe haber consenso y Bankia deberá aceptar a Lim, sí o sí”, apostilló Martínez. De hecho en los últimos días ha habido ya contactos entre representantes de Lim y Bankia para encontrar ese punto de acuerdo con el que concretar la operación de venta del Valencia.

Lim, de esta forma, y tras intentar hace cuatro años adquirir el Liverpool y sondear en los últimos meses el Milan, consolida su entrada en el fútbol con la gestión de un club como el Valencia CF. Su presidente será Amadeo Salvo y su cúpula deportiva Rufete y Pizzi. Se mantendrá la estructura de profesionales del club en sus diferentes áreas. Digamos que su proyecto es continuista, aunque empezará a dejar de ser austero. Aporta más de 300 millones de capital al club y de entrada 60 millones para reforzar a un Valencia que este año ha sido una lágrima deportivamente hablando. De hecho inyectará 35 millones a corto plazo para que el club tenga liquidez para, entre otras cosas, reestructurar la plantilla, es decir, para ayudar a la operación salida.

La de Peter Lim es también la victoria de Amadeo Salvo. Y no solo porque seguirá de presidente, que también. Su figura, la de Salvo, sale reforzada del proceso. Solo había que ver cómo le recibieron a su salida de la reunión las decenas de aficionados que pasaron la mañana en la puerta del hotel.

Gana Peter Lim y también Amadeo Salvo, que no sólo seguirá de presidente sino que sale como héroe para la afición. © Alberto Iranzo Gana Peter Lim y también Amadeo Salvo, que no sólo seguirá de presidente sino que sale como héroe para la afición.

Zolotoya Zvezda y Cerberus, atentas

La decisión del Patronato es firme y desde la Fundació se da por finalizado el proceso, a la espera lógicamente de la negociación entre Lim y Bankia. No obstante, las ofertas de Cerberus y Zolotoya Zvezda no han dicho aún la última palabra. Al menos, o es su intención, meditan hacer en los próximos días una exposición pública de sus respectivas propuestas.

Bankia y los 310 millones de deuda

La oferta de Peter Lim abona los 90 millones del préstamo de la Fundación más los 4,2 que hay que devolver a la Generalitat. Ese dinero lo fracciona en tres pagos. Pero debe negociarlo con Bankia. Respecto al préstamo del Valencia. Lim ofrece entorno a 115 millones y Bankia reclama 220. Ahí está la negociación peliaguda.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon