Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Piqué ya no quiere ser 'cool'

Marca Marca 24/06/2016 José Félix Díaz

Piqué, durante el entrenamiento de España este jueves en la Isla de Ré. © EFE Piqué, durante el entrenamiento de España este jueves en la Isla de Ré. Gerard Piqué llegó a la Eurocopa pleno de confianza, en un grado óptimo de forma y jugando a un nivel más que notable, tal y como ha demostrado en los tres primeros partidos. El gol logrado ante la República Checa, parecía que había logrado que la tranquilidad fuera el denominador común respecto al central. No más pitos por parte de la afición y tregua por parte de algunos sectores de la prensa. Anmistía con un jugador que lleva década y media jugando con la selección española.

De repente, una nueva polémica sacude al central en pleno partido ante Croacia. Una peineta fantasma mientras sonaba el himno español ha sido el motivo elegido para seguir adelante con el acoso y derribo. El jugador, a través de sus redes sociales, salió a echar abajo la polémica y a pedir unión entre todos con el fin de poder aspirar a algo en la Eurocopa.

El central aterrizó en Francia con el firme propósito de alejarse de polémicas, de mantenerse al margen. Escenificó la unión del grupo con la foto de la celebración del gol de Toulouse ante la República Checa con Sergio Ramos. Quería dejar claro que durante un mes piensa en rojo y en la selección española.

Silencio significativo

Antes de llegar a Ile de Ré habló para Onda Cero, pero desde que pisó suelo francés tan sólo se ha dejado ver en rueda de prensa con Pedro como protagonista, un twitter alegrándose por la única victoria del Barcelona en la final de la ACB y por algún movimiento en su empresa.

Ni el día de su gol, momento que suelen aprovechar los jugadores para pasar por zona mixta, ha querido hablar con los medios de manera individual.

Del Bosque sabe de la importancia de ver centrados a Ramos y Piqué, que tiene como punto de partida una perfecta convivencia entre ellos, algo que así ha sucedido desde el primer día de competición, con foto simbólica como principal argumento para así demostrarlo.

El asunto peineta apenas ha tenido recorrido. No tiene sentido y como él mismo dijo al poco de terminar el partido ante Croacia, el único objetivo del grupo que está en Francia es el de ganar la Eurocopa, defendiendo la suerte de la selección española hasta el último día de competición, con aciertos (dos primeros choques) o errores.

Piqué, que el lunes podría alcanzar las 80 internacionalidades, hablará más adelante. pero le gustaría que durante unos días se hablara de fútbol.

MÁS EN MSN

-Piqué, acusado de hacer una peineta al himno

-Los enfados más sonados de deportistas con la prensa

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon