Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Plan B' para el pelotazo histórico

Marca Marca 15/06/2014 marca.com

Cuando el escándalo de racismo cayó como una losa sobre Donald Sterling, con grabaciones de conversaciones telefónicas de su novia de por medio, la NBA, a través de su nuevo comisionado Adam Silver, dictó sentencia: Sterling era expulsado de la NBA y debía vender a los Clippers. El problema era que su mujer poseía el 50 por ciento de las acciones de la franquicia, pero cuando Steve Ballmer, dueño de Microsoft, llamó a Rochelle Sterling -que tenía permiso para negociar la venta- con su oferta de 2.000 millones de dólares, esta no se lo pensó.

Sin embargo, Donald Sterling no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer, y durante la reunión que mantuvo su esposa en Los Ángeles con Ballmer y sus abogados presentes, el exdueño de los Clippers, a través del altavoz del teléfono de la sala de reuniones del bufete de abogados de Greenberg Glusker en Los Angeles se negó en rotundo a vender su parte del equipo y las últimas informaciones por parte de Donald eran claras: Recula, no hay trato y sigue con su demanda a la NBA.

Según el New York Times, fue entonces cuando Pierce O'Donnell, abogado de Rochelle Sterling, ante tal tesitura, dijo: "Es el momento de ir al plan B". Según relata el diario estadounidense, algunas personas presentes en aquella reunión cuentan que el abogado informó de que existía una cláusula en el contrato de propiedad compartida de la franquicia de los Sterling, según el cual si una de las partes sufría algún tipo de enfermedad o deterioro cognitivo que le incapacitara a la hora de tomar decisiones, sería el otro miembro el que tendría plena potestad para negociar en nombre de ambos.

Fue entonces cuando se fraguó el acuerdo multimillonario, debido a la enfermedad (cáncer de próstata) que afecta a Donald Sterling desde hace varios años, y cuya existencia salió a la luz el pasado mes de mayo. Después de visitar a un neurólogo afiliado a la Universidad de UCLA y a otro de San Fernando Valley, los exámenes a los que Donald Sterling fue sometido dieron los mismos resultados: Sterling estaba afectado por un deterioro cognitivo.

El acuerdo final con Steve Ballmer incluye, además, varias ventajas para la señora Sterling. Entre las más destacadas, el hecho de que Rochelle será nombrada 'propietaria emérita', título que le da derecho, entre otras cosas, a gozar de dos asientos en el Staples Center para los partidos de casa de los Clippers y cinco plazas de aparcamiento en el pabellón. Además, si los Clippers ganan en algún momento el título de campeones de la NBA, Rochelle Sterling recibirá tres anillos de campeón. Ballmer aseguró a Rochelle Sterling que no movería al equipo de Los Angeles

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon