Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pocos hermanos han tenido tantos éxitos en motociclismo

Logotipo de AS AS 17/06/2014 Mela Chércoles

Hay varios casos de hermanos con éxito en el Mundial, aunque pocas con el potencial de la que nos ocupa. Hasta la llegada de los Márquez, una de las sagas más conocidas y laureadas era la de los Aoki, con Haruchika como bicampeón del mundo de 125cc, con Nobuatsu como ganador de una carrera de 250cc y siete podios (cuatro en 500cc y tres en 250cc), y Takuma, que antes de quedar postrado en una silla de ruedas firmó cuatro podios en la clase reina.

Mucho antes, los Leoni, Gianni y Guido, ganaron carreras en 125 en 1951, año en el que fallecieron en sendos accidentes, en el GP Ulster y en el campeonato italiano en Ferrara. Otra saga importante es la de los Sarron, con Christian como campeón de 250 en 1984 y autor de siete victorias (incluida una en 500) y 37 podios totales. Dominique, por su parte, logró cuatro victorias en el cuarto de litro.

1995. Nobuatsu y Haruchika Aoki posan con sus Honda en Brno. © Getty 1995. Nobuatsu y Haruchika Aoki posan con sus Honda en Brno.

Otros hermanos fueron los Roberts, con Kenny como campeón de 500cc y Kurtis con más pena que gloria; los Agostini, con el campeonísimo Giacomo y Felice sin brillar en exceso en diferentes categorías. Los Nieto, con Pablo llegando a ganar un gran premio y haciendo ocho podios y con Gelete con dos quintos como mejores resultados; los Checa, con Carlos como ganador de un par de carreras de la clase reina y David compitiendo de manera ocasional como sustituto. Los Hayden, con Nicky campeón de MotoGP en 2006 y Roger Lee apareciendo esporádicamente en citas estadounidenses.

Como vemos, no es nada habitual que los mismos componentes de una familia muestren el rendimiento de los hermanos Márquez.

Marc sobre Álex: “Significa que algo hacemos bien en casa”

Álex se lo merecía, porque llevaba mucho tiempo buscando la victoria. El año pasado la consiguió en Japón y éste le estaba costando, a pesar del gran trabajo que hacía tanto en casa como en los circuitos. Hacía varias carreras que la tenía muy cerca y es importante para él conseguir su segundo triunfo en el Mundial. Es un orgullo ver que tu hermano pequeño también gana; debe significar que algo hacemos bien en casa. Creo que para su moral también es muy importante”.

Álex, sobre Marc: “Ésta es la recompensa a nuestro trabajo”

"Ha sido un día muy especial para mí, porque conseguí en el gran premio de casa mi primera victoria de la temporada y coincidió con la séptima consecutiva de Marc. Es la primera vez que dos hermanos logran ganar una carrera del Mundial el mismo día y creo que es la recompensa de todo el trabajo que hacemos. Marc me ayuda mucho en casa y siempre estamos entrenándonos juntos, así que esto hace que esté muy contento tanto por mí como por él. Intentaremos disfrutar del momento”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon