Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Por qué Alonso le pondrá los cuernos a la F1

SPORTYOU SPORTYOU 22/11/2016 David Sánchez de Castro
Por qué Alonso le pondrá los cuernos a la F1 © Getty Images Por qué Alonso le pondrá los cuernos a la F1

Fernando Alonso se va a ir más pronto que tarde del campeonato que le ha dado fama mundial y los mayores éxitos de su carrera deportiva. El asturiano se ha hartado de una competición en la que tiene que estar más pendiente de ahorrar que de correr, de controlar que de apurar y de frenar que de acelerar, y ya ha aceptado la oferta que le han hecho desde el FIA WEC, el campeonato del mundo de resistencia.

Mark Webber ha ejercido de 'diablo' en la conciencia de Alonso. El australiano vio el cielo abierto cuando aceptó el cheque en blanco que le puso Porsche para liderar su regreso a los sport prototipos, y no sólo se quitó la vitola de "piloto número 2" que se había ganado a pulso en su etapa en Red Bull tras Sebastian Vettel, sino que formó con Brendon Hartley y Timo Bernhard un triunvirato que les llevó a las victorias de las 24 horas de Le Mans y al título de campeón del mundo. A día de hoy, en torno a la cita de Le Mans, el FIA WEC ha ganado en popularidad, y la presencia de pilotos como Webber ha hecho que el seguimiento mediático haya aumentado exponencialmente.

Alonso lleva tanteándolo desde hace ya años. En 2014, el mismo año que dio el banderazo de salida de las 24 horas de Le Mans, cerró un preacuerdo para competir con Porsche (Webber ejerció de Cicerone) en el circuito de La Sarthe al año siguiente, pero desde McLaren no les gustó nada la idea. Blandieron el contraro recién firmado para negarle su sueño. Su asiento fue para Nico Hulkenberg, ganó la carrera junto a Earl Bamber y Nick Tandy y volvió a la Fórmula 1 inflado como un pavo. Tenía motivos para ello, ya que las 24 horas de Le Mans es una de las joyas que todo automovilista quiere conquistar. Y Alonso, atrapado en un coche que no va.

Las promesas incumplidas de McLaren

Cuando Alonso dejó Ferrari por volver a McLaren, lo hizo con un sueño por cumplir: triunfar ahí donde Ayrton Senna, su ídolo y el de tantos otros, besó la gloria y subió a los altares eternos del deporte. La decepción fue de tal calibre, que ni en sus peores pesadillas habría esperado eso. De estar en una desquiciada Ferrari pasó a una esquizofrénica McLaren, desdoblada en responsabilidades con Honda y sin opciones ya no de victoria o de podio, sino de estar al menos peleando por puntuar. Y eso, para el piloto mejor considerado de la parrilla, no es ni de lejos suficiente.

En este 2016 lo ha repetido hasta la saciedad: seguirá en Fórmula 1 más allá de 2017 si le gusta lo que ve con la nueva normativa. Si no, tomará su hatillo y dejará la Fórmula 1 para siempre, algo que casi está deseando que pase. El hueco que ha dejado Webber en Porsche será cubierto por André Lotterer, después de que Audi haya dado la espantada, pero en las oficinas de Stuttgart ya tienen una hoja con un 'Fernando Alonso Díaz' bien grande ya escrito.

MÁS EN MSN

-Alonso se pasará al Mundial de Resistencia cuando deje la F1

-El adiós de Dennis complica el futuro de McLaren... y Alonso

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon