Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Posesión y toque

AS AS 23/04/2014 Julio Maldonado

Neuer. Portero. Alemán. Sigue con sus habituales virtudes y defectos, capaz de paradas milagrosas pero también de cometer errores de bulto. No termina de ser fiable del todo aunque sí funciona en el Bayern. Una contractura muscular en el gemelo derecho le ha tenido sin jugar los últimos quince días pero no debería tener problemas para reaparecer. Siempre ha tenido dificultades en las salidas, más seguro bajo palos. Esta característica la tenía desde tiempos del Schalke 04 donde, por cierto, el ahora preparador de portero, Tapalovic, era su compañero en Gelsenkirchen. Esta temporada suma 28 partidos en la Bundesliga, 10 en Champions, cuatro en Copa y uno en la Supercopa. El madridismo le recuerda con amargura porque fue la Bestia Negra de Cristiano Ronaldo y Kaká, a los que les paró sus penaltis. Xabi le marcó y Ramos mandó el balón a la grada. Relevó a Iker Casillas como mejor portero del Mundo en 2013, después de que en los cinco años anteriores ese título fuera siempre para el portero mostoleño. En este 2014, competirá con Courtois por este galardón. Pero influirá, por supuesto, el próximo Mundial de Brasil. Titular en la selección alemana de Löw.

Raeder. Portero. Alemán. Con Tom Starke lesionado tuvo que salir ante el Dortmund por la lesión de Neuer y fue catastrófico. Pasó desde el Schalke al Bayern juvenil tras buenas actuaciones en la Sub-19. Tendrá futuro, pero un partido así le queda demasiado grande.

Zingerle. Portero. Alemán. Guardameta de la factoría del Bayern. Tapalovic, técnico de porteros, confía mucho en él. Fue el suplente de Neuer ante el Manchester United porque Raeder y Starke estaban lesionados al mismo tiempo. Alto, sobrio y seguro. Muy estilo alemán.

Lahm. Lateral derecho. Alemán. Según palabras de Guardiola, el futbolista más inteligente de la plantilla, y lo cierto es que ha asumido perfecto el cambio de posición desde el lateral al mediocentro. Manda, distribuye y llega.

Rafinha. Lateral derecho. Brasileño. Rápido y ofensivo, muy buena temporada en el Bayern lo que le ha permitido llegar a la selección brasileña seis años después. La nueva posición de Lahm en el mediocentro le ha dado muchas más oportunidades y recuerda al gran lateral del Schalke.

Neuer, el portero del Bayern. Neuer, el portero del Bayern.

Dante. Central. Brasileño. Lo mejor, sus desplazamientos de balón que sirven para sacar la línea defensiva en momentos difíciles y su buen juego aéreo. Lo peor, sus desconexiones y errores de bulto que a menudo complican al equipo.

Boateng. Central. Alemán. Técnicamente bastante limitado aunque también desplaza bien el balón en largo, en el Manchester City y en su primera etapa en el Bayern jugó más de lateral derecho. Muchas opciones con Löw como central para el Mundial.

Alaba. Lateral izquierdo. Austriaco. El lateral ideal para un equipo ofensivo y que prioriza llevar la iniciativa y la posesión del balón. En la selección austriaca sigue jugando de mediocentro, lo que demuestra su talento para organizar.

Javi Martínez. Central. Español. Le costó adaptarse, empezó como mediocentro en sus primeros partidos pero al final Guardiola le ha utilizado más como central. Con la pelota se complica poco y sin ella se coloca de maravilla.

Weiser. Centrocampista. Alemán. Joven promesa. Vino con 18 años al Bayern, procedente del Colonia, donde debutó en Bundesliga con 17 años. Jugador importante de la Sub-17 alemana que logró el tercer puesto en el Mundial de México. Papel residual en la actual plantilla.

Hojbjerg. Centrocampista. Danés. Diestro, muy buen disparo con la derecha, como ha demostrado en la Sub-21 danesa donde es el líder. Ya ha tenido minutos en el Bayern, en el mediocentro, y podría adaptarse bien a un costado. Mucho futuro.

Robben. Centrocampista. Holandés. Ahora mismo el futbolista más en forma del equipo, y lo demostró en los dos partidos de cuartos ante el Manchester United. Sigue entrando por la derecha para trazar diagonales para su zurda, aunque sigue pecando de ese individualismo habitual. Su gol decisivo en la final en Wembley ante el Dortmund le sacó de encima el maleficio de las finales. Demasiado corto su paso por el Real Madrid. Nunca tuvo continuidad debido a las lesiones. En el Bayern tampoco está teniendo suerte en este sentido. En ninguna temporada ha superado los 30 partidos de Liga. Le cuesta tener continuidad. Promedia unas cinco lesiones por temporada y así es difícil conseguir regularidad. Pero cuando está en plenas condiciones siempre es un peligro. El factor de jugar ante sus ex puede ser importante en el día de hoy en el Bernabéu, como ya sucedió en la eliminatoria de 2012.

Ribéry. Centrocampista. Francés. Perdió el Balón de Oro ante Cristiano Ronaldo a última hora y no ha repetido aquel nivel desde entonces. Menos continuidad en su juego aunque siempre un futbolista temible, casi imparable cuando encara en carrera. Entre una lesión y que Guardiola le ha dosificado en los últimos tiempos no ha tenido tanta continuidad. Siempre entra en la izquierda y no tiende tanto a irse al medio como Robben. Puede ser decisivo, pero debe mejorar sus últimas prestaciones. Contra el Eintracht Braunschweig se mostró sin ritmo y fallón. 14 goles esta temporada es uno de los pilares ofensivos del Bayern. Sonó en su día para el Real Madrid, que insistió con su fichaje en 2008 y 2009. Eligió la Bundesliga desde la temporada 2007 y desde entonces no se ha movido de allí. Hoeness se negó siempre a venderle. Su permanencia en el equipo animó a otras súper estrellas a sumarse al proyecto del Bayern.

Kroos. Centrocampista. Alemán. Un fenómeno, ya sea en la mediapunta o en el mediocentro ordena, cambia el juego o dispara con cualquiera de las dos piernas con la misma facilidad. La lesión de Thiago le convierte casi en imprescindible. Una de las perlas de la cantera del Bayern.

Götze. Centrocampista. Alemán. Todo talento, el fichaje estrella de la temporada, aún no ha rendido como en el Dortmund aunque probablemente mejore su cifra goleadora. En algún partido jugó de falso nueve pero Guardiola le busca insistentemente atrás.

Müller. Centrocampista. Alemán. Otro de los fenómenos del Bayern, tiene apariencia un tanto torpe pero en realidad es un portento de jugador. Llega siempre, puede jugar muy bien en todas las posiciones de ataque y siempre acaba las temporadas con una muy buena cifra goleadora.

Mandzukic. Delantero. Croata. En bastantes partidos Guardiola ha prescindido de él para jugar sin nueve y aun así ya batió la mejor cifra goleadora de su carrera. Gran rematador, muy agresivo y con movilidad permanente.

Pizarro. Delantero. Peruano. Apura el tramo final de su carrera y siempre que sale rinde bien, e incluso Guardiola le ha probado unos metros por detrás de Mandzukic como en el reciente triunfo en Augsburgo. El suplente perfecto, asume su rol, no da problemas y cuando entra rinde.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon