Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Que sea a la primera

Logotipo de MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 02/05/2014 Carlos Zaballa

Para qué dejarlo pasar. El Athletic dispone de la primera oportunidad esta noche en Vallecas (21 horas, Canal + Liga/Gol T, con arbitraje de Fernández Borbalán) para sentenciar la cuarta plaza de la Liga. Un triunfo permitiría a los rojiblancos lograr el puesto que permite disputar la previa de la Champions League este verano. La meta marcada durante toda la segunda parte de la temporada, después de que los de Valverde se auparan a esa posición en la jornada 15 con un gran triunfo ante el Barcelona logrado gracias al gol de Muniain.

Con una victoria ante el Rayo, los leones se olvidarían del resultado del Sevilla, que recibe el domingo al Villarreal, y de lo que haga la Real en su compromiso ante el Granada en Anoeta. El equipo bilbaíno depende de sí mismo cuando faltan tres jornadas para finalizar el campeonato, un logro importante en una de las mejores temporadas de la historia moderna. La otra alternativa para atar el puesto de Liga de Campeones es igualar el resultado de los hispalenses y que los guipuzcoanos no ganen al equipo andaluz. De esta manera seguirían sacando seis puntos a los de Emery, con el goal average particular ganado, y los de Jagoba Arrasate se quedarían como mucho a siete con seis puntos por jugarse en las dos jornadas finales.

Los rojiblancos tienen a favor que son el quinto mejor equipo del campeonato en la condición de visitante después de un balance de seis victorias fuera de casa (Valladolid, Getafe, Málaga, Osasuna, Betis y Levante), cinco empates y seis derrotas. Además, han recuperado ese fútbol que les ha distinguido a lo largo de todo el curso. Los últimos partidos así lo demuestran, especialmente el último ante el Sevilla, cuando los de San Mamés pasaron por encima de un equipo timorato que traicionó en Bilbao sus señas de identidad.

El Rayo, lanzado

Enfrente, el Athletic no se va a encontrar un equipo cualquiera. El Rayo actual no es de la primera vuelta, cuando deambulaba por el campeonato practicando un fútbol valiente que no se veía recompensado con victorias. Al contrario. Lo normal era que le cayera un saco de goles. Los madrileños han seguido siendo fieles al estilo que propugna Paco Jémez y han conseguido solventar los problemas defensivos para evitar la sangría goleadora. Tanto es así que el conjunto de este barrio madrileño es noveno en la clasificación con 43 puntos, ¡a dos del Valencia!, ya está salvado matemáticamente cuando en la primera fase de la Liga tenía todas las papeletas para descender a Segunda e incluso su entrenador está en una hipotética lista como recambio del 'Tata' Martino para el Barça. Lo que cambia el fútbol en poco tiempo.

Y es que los franquirrojos han realizado una segunda vuelta espectacular, especialmente en los últimos diez partidos, en los que han sumado siete victorias, 2 empates y sólo han encajado una derrota y fue ante el Real Madrid finalista de la Champions. En esta última fase del calendario, por ejemplo, han ganado al equipo ché y a la Real Sociedad y al Granada a domicilio. El Rayo es el sexto mejor equipo de la segunda vuelta, periodo en el que han sumado 30 de los 43 puntos que marca su casillero. Casi n 70%. Los madrileños jugarán sin presión, disfrutando de la permanencia una temporada más en la máxima categoría y con la idea de alcanzar el octavo puesto que en este momento está en posesión del Valencia. Larrivey es su máximo goleador con doce tantos en su haber.

Valverde tiene la baja de Muniain. El de la Txantrea vio ante el Sevilla la quinta tarjeta amarilla, por lo que causará baja en la cita de hoy. No le vendrá mal un descanso, porque en los últimos partidos ha jugado infiltrado para mitigar sus molestias de espalda. La alternativa más factible es que salga en su lugar De Marcos, aunque puede ser con un cambio de posiciones, tal y como lo hizo cuando el navarro fue sustituido el domingo pasado, o de interior. En la primera alternativa, el de Laguardia ocuparía el lateral derecho, Iraola adelantaría su posición y Susaeta jugaría en la banda izquierda del ataque. En la segunda, De Marcos ocuparía una de las dos bandas con Susaeta en la otra.

El resto del once parece estar claro, con Iraizoz en la portería, San José, Laporte y Balenziaga completando la línea defensiva, Iturraspe y Mikel Rico por delante, Ander Herrera de media punta y Aduriz como hombre más adelantado. El ariete no marcó en el último compromiso, pero ha llegada a la recta final de la competición en un gran momento de forma después de superar los problemas de pubis que sufrió en la primera parte de la temporada. Los rojiblancos confían en él para sentenciar la cuarta plaza y clasificarse para la previa de la Champions, algo que no se lograba desde hace 16 años. Para qué esperar, que sea a la primera

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon