Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Quique Medina, un hombre de club

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 09/06/2014 EFE

Santa Cruz de Tenerife, 9 jun (EFE).- Quique Medina abandona la dirección deportiva del CD Tenerife tras una larga trayectoria en la que ha cumplido varias funciones en el organigrama de la entidad, desde futbolista hasta director deportivo, pasando por cargos en la cadena de filiales o el banquillo del segundo equipo.

El responsable de la confección de la plantilla que ascendió a Segunda División asumió la dirección deportiva en el verano de 2012, cuando Miguel Concepción, el presidente, le catalogó como "un hombre de club".

El empresario palmero le encomendó la tarea de hacer un equipo para volver al fútbol profesional, con la premisa de fijarse "más que nunca en la cantera, que son los cimientos del club".

"Ha sido jugador, segundo entrenador, primer entrenador y ha estado vinculado a las categorías inferiores, por lo que conoce la plantilla y sabrá construir el nuevo proyecto", resaltó Miguel Concepción durante la presentación de Quique Medina como director deportivo.

Durante el periodo en el que fue el máximo responsable deportivo, apostó por la cantera y por repatriar a canteranos que estaban en otros equipos, como Suso Santana, Cristo Martín, Ayoze Díaz o Bruno González, y que fueron importantes en el proyecto.

Suya fue, además, la apuesta por Álvaro Cervera para el banquillo, con el que tenía una buena relación y con el que trabajó conjuntamente en la elaboración de la plantilla que logró los objetivos marcados.

Sin embargo, diferencias de criterios entre ambos provocaron que se dieran "momentos de conflictos", tal y como admitió hace dos semanas el propio Álvaro Cervera, quien seguirá en la entidad la próxima temporada.

Quique Medina fue defensa del representativo entre 1984 y 1991, con más de dos centenas de partidos como blanquiazul, y logró ascender con el Tenerife a Segunda División y a Primera División.

En la máxima categoría, Quique Medina disputó 38 partidos en dos temporadas, en las que los tinerfeños lograron el objetivo de la permanencia, antes de marcharse al Sabadell.

Una vez terminada su trayectoria como futbolista, el tinerfeño estuvo ligado al club e, incluso, en noviembre de 2005 llegó a sentarse en el banquillo, tras suplir durante un encuentro a José Antonio Barrios, del que era ayudante hasta su destitución.

Quique Medina volvió al club en 2011, como segundo entrenador de David Amaral, aunque la dupla tinerfeña no logró evitar el descenso a Segunda División B.

El Tenerife decidió rescindir el contrato de David Amaral y colocó a Quique Medina como entrenador del filial en el curso 2011/2012, hasta que en la recta final de aquella temporada y, tras la destitución de dos entrenadores, se hizo cargo del primer equipo.

Quique Medina logró, en los once partidos en los que estuvo al frente de los blanquiazules, la clasificación para la promoción de ascenso y pasar dos de las tres eliminatorias. En el cruce final, los tinerfeños fueron eliminados por la Ponferradina.

Miguel Concepción decidió de prescindir de Pedro Cordero, hasta entonces el director deportivo, y apostó por Quique Medina para diseñar el proyecto del retorno a la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

1011275

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon