Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rafa Nadal gana confianza con una rotunda victoria sobre Mónaco en Madrid

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 07/05/2014 Ángel Rigueira
© Image MundoDeportivo.com


Rafa Nadal ha soltado buena parte de los nervios que implican el debut en un torneo como el Masters 1.000 ATP de Madrid y venir de sendas derrotas ante David Ferrer y Nico Almagro en los cuartos de Montecarlo y Godó, respectivamente. 

Los titubeos de inicio han recordado al nº 1 mundial tenso y falto de confianza, pero en cuanto ha adquirido ventaja en el marcador se ha soltado y ha dado un paso adelante beneficioso para encuentros posteriores. Triunfo de Nadal ante su amigo Juan Mónaco por 6-1 y 6-0, en 1h.08',y este jueves se medirá en octavos al finlandés Jarkko Nieminen.

El rival ha ayudado, y no sólo por la amistad que hay entre el español y el argentino, sino sobre todo porque 'Pico' Mónaco nunca ha tenido armas para hacer daño a Nadal en tierra. Ya los cuatro duelos anteriores en tierra habían sido un festival del balear, que ha repetido victoria contundente.

Ha empezado Rafa fallando mucho de derecha, el termómetro que indica su estado anímico. Pero sus continuos errores se compensaban con los que cometía Mónaco, incapaz de ganar uno solo de sus seis saques durante este encuentro de segunda ronda.

Sin embargo, el manacorí se ha asentado cuando a la segunda oportunidad ha consolidado un 'break' de ventaja. Con el 4-1 se ha animado a pegar, metiéndose en la pista. Esos momentos de inspiración han acabado de desmoronar a Mónaco, más preocupado por el juez de silla, el brasileño Carlos Bernardes. Un aviso por excederse en el tiempo de saque ha acabado de desorientar a 'Pico', que ya en el segundo set ha parado sin acierto una jugada pensando que la bola de Nadal era fuera, pero había tocado línea.

Nadal mejoraba, adquiría sensaciones buenas, y Mónaco, como en choques anteriores (sólo una victoria, en la pista dura de Cincinnati y porque Rafa se retiró por encontrarse mal), bajaba los brazos antes de tiempo.

"Todas la victorias sirven para aumentar la confianza", ha señalado en la pista Nadal, quien ha reconocido los nervios del principio, una herencia de las últimas derrotas en tierra. En octavos, Jarkko Nieminen, a quien ha batido siete veces, cinco en arcilla. El finés ha batido en dieciseisavos al holandés Igor Sijsling por 6-3 y 6-2.

 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon