Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rafal Nadal al asalto de París: “He logrado dar pasos adelante”

AS AS 24/05/2014 Alejandro Delmás
Photo © Proporcionado por AS Photo

Es mayo de 2014. En Roland Garros, París, bosque de tierra cobriza a poco más de 20 grados centígrados, los números clave son uno, nueve, cinco... y 2005. El uno es el número uno de la ATP, el liderato del tenis mundial que el actual líder, Rafael Nadal Parera, sólo podrá conservar alzando la Copa de los Mosqueteros en la final del 8 de junio... siempre y cuando Novak Djokovic, número dos, no ceda antes de semifinales.

Nueve serían los títulos de Roland Garros que conquistaría Nadal con ese triunfo en el último partido, cifra inaudita, inconcebible: entre 1974 y 1981, Bjorn Borg ganó seis veces la gran final de París. Durante tres décadas, los expertos valoraron el récord del iceberg sueco como un Santo Grial, un Eldorado que se juzgaba inaccesible...

Cinco: cinco sets. Un evento de Grand Slam se disputa al mejor de cinco sets. Y eso condicionará situaciones en los duelos que tocan a los mejores atletas del tenis: sobre este hosco arenal rojizo. Partidos al mejor de cinco sets pueden convertirse en batallas o jardines del diablo... incluso para el ganador. Y no se pueden plantear como los duelos de Masters 1.000 o ATP 500 al mejor de tres sets. Escenario supremo para un hombre que disfruta con el sufrimiento: ese Nadal.

Cuadro. En 2005, Nadal Parera, firmó aquí su primer título en Grand Slam: y desde entonces hasta hoy, otra plusmarca insólita, Rafa no ha dejado de ganar cada año al menos uno de esos grandes torneos. En total, ha conquistado 13. Pero quizá en este 2014 le llega un desafío total a este Rafael Nadal Parera que no ha cuajado su mejor temporada en tierra batida, y que acusa, naturalmente, la presión implacable de los restos y reveses de Novak Djokovic sobre sus servicios y tiros liftados. Para complicar más las cosas, el sorteo del cuadro (el torneo arranca mañana) coloca a Nadal ante eventuales cruces, en octavos y cuartos de final, con Nico Almagro y David Ferrer: los dos hombres que, además de Djokovic, han ganado y desgastado al número uno en esta campaña de tierra batida. En la ronda inicial, Rafa no debería verse muy exigido por Ginepri, estadounidense de casi 32 años, número 277 de la ATP.

“Siento que en mi juego he dado pasos adelante en Madrid y Roma. La semana de Roma fue muy dura físicamente pero quizá necesitaba algo así y estoy satisfecho. Siento muchas emociones cada vez que llego a París... y siento menos ansiedad sobre mi juego”. Dicho esto, Nadal se fue a la Torre Eiffel, a hacerse fotos con Serena Williams. Asalto, emoción y desafío, a París regresa su campeón: Rafael Nadal Parera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon