Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rakitic, el McGyver de Luis Enrique

SPORTYOU SPORTYOU 30/10/2016 Marc Fuster
Rakitic, el McGyver de Luis Enrique © Getty Images Rakitic, el McGyver de Luis Enrique

Sin hacer ruido ni destacar en exceso en el terreno, Ivan Rakitic es uno de los imprescindibles para Luis Enrique. A estas alturas de temporada ha disputado casi 1000 minutos y su trabajo es básico para un Barça muy ofensivo. El mejor ejemplo, ante el Granada.

McGyver era capaz de fabricar una bomba con un chicle y un frasco de colonia para salir de uno de los habituales líos en los que se metía. Luis Enrique tenía un problema con la plaga de lesiones que tiene en cuadro a la defensa y tiró de uno de sus más fieles hombres para salir del problema. Ivan Rakitic fue el encargado de suplir la baja de Sergio Busquets, ausente por decisión del asturiano para que el de Badia llegara fresco al encuentro ante el Manchester City del martes. El interior hizo de Sergio Busquets y supo darle salida a un mediocampo muy espeso y con poca circulación del balón tal y como ha reconocido su entrenador. Su equipo fue mejor gracias a los 97 pases y a una precisión del 95%.

No solo ha tenido que cubrir la baja del '5' sino que también ha cerrado en defensa de tres con Javier Mascherano y Samuel Umtiti. A falta de Gerard Piqué, bueno es el multiusos Racitic. Así ha explicado en rueda de prensa Luis Enrique el desplazamiento del croata a la línea de defensiva de tres: "Hemos visto que el pivote por delante de los centrales prácticamente no recibía nada y viendo que los únicos jugadores que podían desplazar eran los centrales hemos decidido dejarle detrás con Umtiti en el medio. Los dos centrales que teníamos son centrocampistas y a veces nos ha funcionado y otras no".

Rakitic es uno de esos jugadores que siempre da la cara. Dos goles suyos hasta ahora le han dado al Barça cuatro puntos; marcando siempre en los partidos en los que el Barça solo ha anotado un tanto. Un jugador que se adapta en cualquier posición del campo, capaz de hacer de escudero de Dani Alves y Leo Messi en sus dos primeras temporadas; de ponerse el traje de director de orquesta para suplir a Busquets o de ejercer de capitán sin brazalete imitando al mejor Gerard Piqué en una defensa de tres.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon