Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rakitic, progreso continuo como sevillista que debe revalidar en el Barcelona

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/06/2014 EFE

Antonio Gutiérrez

Sevilla, 16 jun (EFE).- El centrocampista Iván Rakitic llegó al Sevilla FC en enero de 2011, cuando aún no había cumplido 23 años, y en estas tres temporadas y media su progreso y peso ha sido continuo hasta convertirse en el líder del equipo, situación que debe ahora revalidar entre las estrellas del FC Barcelona.

El internacional croata, pese a que su nacimiento fue en Suiza un 10 de marzo de 1988, llegó al Sevilla en el denominado mercado de invierno después empezar a destacar en el Basilea en las campañas 2005-06 y 2006-07 y que el Schalke 04 lo contratara para la exigente Busdesliga, donde estuvo otras tres campañas y media.

En Sevilla tuvo una adaptación muy rápida al equipo hispalense, entonces entrenado por Gregorio Manzano, y en esa media temporada (2010-11) disputó trece partidos de Liga, uno de la Copa del Rey y dos de la Liga Europa, y además logró cinco tantos (todos en el torneo doméstico), con lo que también mostró su recursos goleadores.

El centrocampista superó su rendimiento en los siguientes ejercicios con todos los entrenadores que pasaron por el banquillo sevillista en este período, Marcelino García Toral, José Miguel González, 'Michel', y el actual, Unai Emery.

Rakitic reúne cualidades de gran futbolista, pues utiliza los dos pies, tiene visión de juego en el centro del campo, también se sacrifica en misiones defensivas cuando la situación lo requiere y ve puerta con facilidad.

El futbolista también se ha caracterizado por ser una persona equilibrada en su vida personal, pronto dominó el idioma (su acento andaluz es reconocible) y la relación social fue rápida, hasta el punto de que se casó con una sevillana hace algo más de un año, con la que ha tendido una hija.

Todo ello ha ayudado a culminar este curso, en el que a sus 26 años ha alcanzado la madurez futbolística con grandes éxitos deportivo tanto en lo individual como en lo colectivo.

Rakitic, nombrado por sus compañeros primer capitán de la plantilla, ha cerrado la temporada con quince goles, doce en la Liga BBVA y tres más en la Liga Europa.

En el torneo español, en el que el Sevilla ha concluido quinto clasificado, ha participado en 34 encuentros de las 38 jornadas y en la continental ha tenido el honor, como capitán, de levantar el trofeo de campeón tras ganar la final disputada en el Juventus Stadium de Turín ante el Benfica de Lisboa, en la que la UEFA, además, lo designó como el mejor jugador del partido.

Su fútbol no ha pasado desapercibido por los grandes clubes de Europa y el Sevilla, que lo contrató por unos dos millones de euros, ha tenido que escuchar durante todo el ejercicio los rumores del interés por contratarle.

El club andaluz, ante la revalorización de Rakitic conforme avanzaba el presente curso, le ofreció hace meses la ampliación del contrato, que concluía en junio de 2015, y un aumento considerable de su ficha, además de rebajarle la cláusula de rescisión, fijada en cuarenta millones de euros, para que en el futuro pudiera negociar mejor una hipotética salida.

El centrocampista, pese a que ha reconocido su amor por los colores sevillistas y por la ciudad, ha dejado pasar el tiempo a la espera de que se concretarán las ofertas que por él llegarían, y una para jugar en el FC Barcelona no la puede rechazar ningún futbolista.

El 'caramelo' de estar en uno de los mejores equipos del mundo le gusta a todos y Rakitic no iba a ser menos, aunque el desconsuelo sevillista de perder a su jugador más determinante se puede paliar con un gratificación económica que ronda los veinte millones de euros por el traspaso de un futbolista que a la conclusión de la venidera campaña quedaba libre y que desde el próximo enero ya podía negociar su fichaje abiertamente con cualquier club.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon