Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ray Smith le dice adiós a su sueño

BASKET4US BASKET4US 07/11/2016 Pablo Lopez
Ray Smith le dice adiós a su sueño © BASKET4US Ray Smith le dice adiós a su sueño

Cuando una leyenda del básquetbol anuncia su retiro, como pasó recientemente con figuras como Kobe Bryant y Tim Duncan, es normal que la reacción de muchos sea de tristeza. Sin embargo, esos jugadores tuvieron la oportunidad de convertirse en estrellas, y la supieron aprovechar, algo que otros ni siquiera pudieron tener.

La situación es más lamentable cuando un joven talento anuncia su salida del deporte por causas que se escapan de su control, como las lesiones. Ray Smith, una promesa de tan solo 19 años vio sus sueños truncados por problemas en su rodilla, hecho que le impidió brillar en la NBA, máxima categoría del baloncesto en Estados Unidos, a donde todos quieren llegar.

Ray Smith, un joven que vivió una pesadilla en la NBA

Smith era de esos jugadores que tenían todo para triunfar en la liga: atlético, talentoso y con carisma. Incluso, llegó a estar entre los 25 mejores proyectos de jugadores de instituto en todo Estados Unidos en el año 2014. Su carrera era más que prometedora.

Pero las lesiones dirían otra cosa. Tres lesiones de rodillas, cada una en temporadas consecutivas fueron suficientes para que el jugador decidiera dejar a un lado su sueño de jugar en la liga más importante en el mundo.

Todo comenzó en la temporada 2014-15. Smith era la estrella de su instituto, y de la liga escolar, hasta que durante un juego tuvo la mala fortuna de sufrir una fractura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, obligándolo a abandonar el curso, en el que se perfilaba como una de las principales figuras.

La siguiente temporada, jugando para Arizona, afrontó la misma situación a pesar de desempeñar una labor secundaria en el equipo, de disputaba la NCAA. Su ligamento volvió a romperse, esta vez durante un entrenamiento.

Esta temporada empezó con las esperanzas renovadas, pero de nuevo su rodilla le falló, por lo que ahora, en un emotivo acto, con apenas 19 años, decidió decirle adiós al deporte al que quería dedicarse por el resto de su vida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon