Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Real Madrid-Bayern Múnich y Atlético de Madrid-Chelsea

AS AS 11/04/2014 Aritz Gabilondo

Dos bombazos, dos duelos de verdadera enjundia, fue el resultado esperado de un sorteo de semifinales de Champions que deja historias de todo tipo. El Madrid se medirá al Bayern y el Atlético al Chelsea. La ida será en el Bernabéu en el caso de los blancos el 23 de abril y en el Calderón en el de los atléticos un día antes, el 22; el orden se invertirá en la vuelta, primero en Múnich el 29 de abril y después en Londres el 30. La final será el 24 de mayo en Lisboa.

La primera gran noticia que deparó el sorteo es que no habrá cruce entre conjuntos españoles, lo que permite seguir pensando en que una final nacional es posible. Luis Figo volvió a ejercer de maestro de ceremonia, aunque esta vez dejó más disconformes a los madridistas que en ninguna de las anteriores rondas. Y es que las primeras bolas que extrajo fueron las del Madrid y el Bayern, un emparejamiento vibrante que tendrá su desenlace en el Allianz Arena.

Eso, más el potencial del actual campeón de Europa, convierten el duelo en un hueso muy duro de roer para el Madrid. La duda por lesión de Cristiano en la ida y el regreso de Guardiola al Bernabéu le ponen más picante si cabe a un emparejamiento histórico y siempre intenso. La última referencia está en la Champions de 2012, también en semifinales, cuando los alemanes se impusieron por penaltis en aquella aciaga tanda por parte de los madridistas, coronada con el famoso lanzamiento de Sergio Ramos a las nubes.

Las imagen de la semifinal. Las imagen de la semifinal.

También tendrá morbo la eliminatoria que mida a Atlético y Chelsea. En principio, por descarte era la opción más atractiva para los de Simeone, aunque se encontrarán con un conjunto parecido en cuanto a prestaciones a lo que ellos ofrecen: tácticamente fuerte, siempre ordenado en defensa, con calidad en línea de tres cuartos y un entrenador competitivo y ganador como Mourinho. La visita del técnico luso al Calderón también será un aliciente extra para dirimir que equipo pasa a la final.

La buena noticia para los colchoneros es que Ivanovic, una pieza fundamental en el lateral derecho y en las jugadas a balón parado, no podrá jugar el partido de ida por sanción, mientras que Hazard sufre una lesión muscular producida ante el PSG y hasta última hora no se sabrá si podrá participar en el primer enfrentamiento.

Falta por resolver también el litigio en torno a Courtois. El portero del Atlético está cedido por el Chelsea y una cláusula firmada por ambos impide que pueda medirse al equipo poseedor de sus derechos. sin embargo, la UEFA emitió ayer un comunicado en el que anuncia que por el natural transcurso de la competición sí podrá ser alineado. Otra cosa es que el Atlético se arriesgue a hacerlo y se vea penalizado posteriormente en los tribunales por incumplimiento de contrato. De no jugar Courtois, el elegido sería Aranzubía. Atlético-Chelsea y Real Madrid-Bayern. Dos emparejamientos de renombre. Dos duros caminos hacia la final de Lisboa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon