Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Real Madrid-Espanyol: No va de trámite

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/05/2014 Rogelio Román --Barcelona
© Image MundoDeportivo.com

Sin nada que hacer por el título de Liga el Real Madrid y a salvo de vaivenes por evitar el descenso el Espanyol, el pulso de mañana en el estadio Santiago Bernabéu entre ambos equipos sólo tiene aliciente para una persona: Cristiano Ronaldo.

El delantero brasileño, que con 31 goles tiene prácticamente en el bolsillo el trofeo Pichichi, a tres de distancia de Messi y cuatro de Diego Costa (se enfrentan también el sábado en el Camp Nou, por el título de Liga), está obsesionado con jugar ante los pericos por una sola razón: conseguir al menos un gol. No lo necesita para ampliar su cuenta personal por el Pichichi, pero sí para no tener que compartir el título de la Bota de Oro (tercero en su carrera) con el delantero uruguayo del Liverpool, Luis Suárez, quien a su vez suma otros 31 goles.

El problema de Cristiano, en ese empeño, es que enfrente tendrá al portero del Espanyol Kiko Casilla. Su 'bestia negra' en el presente curso, en que se vieron en tres ocasiones. Pero también en las seis veces en que tuvieron ocasión de verse las caras.

Efectivamente, esta temporada Real Madrid y Espanyol se vieron en Liga en Cornellà-El Prat. Partido memorable de Casilla, en la que amargó la tarde a Cristiano, quien lo intentó por todos los medios sin obtener gol.

El portugues tuvo dos mano a mano con el portero, que le abortó sus intenciones. En Copa del Rey tampoco hubo manera de marcarle al meta blanquiazul. Los aficionados todavía retienen en sus retinas el balón a bocajarro que le sacó Casilla a Cristiano.

Futbolista que no le gusta perder nunca, Cristiano no tuvo más remedio que esbozar una sonrisa de incredulidad. Sabe que con Kiko Casilla tiene la negra: hasta ahora, en las seis ocasiones en que se cruzaron, memorables actuaciones del meta , que sólo encajó dos goles del delantero portugués.

"Trataremos de frenarle de nuevo", propuso ayer Kiko Casilla con una sonrisa cuando se le recordó el nuevo pulsoque mañana tendrá ocasión de jugar ante el portugués. Casilla, quien por cierto es medio jugador del Real Madrid por contrato en virtud de una cláusula que al Espanyol y al propio futbolista les mantiene varados en las renegociación de un nuevo acuerdo. Pero eso es otro asunto que seguriá dando qué hablar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon