Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Revolución Luis Enrique

Logotipo de Marca Marca 07/05/2014 marca.com

La llegada de Luis Enrique la próxima temporada al banquillo del Barcelona supondrá una severa revolución, cercana en cierta forma a la que pretendía Pep Guardiola cuando finalmente se marchó. Esta fue una de las cuestiones que comentó con Andoni Zubizarreta en la reunión que mantuvieron en casa del todavía técnico del Celta. Aunque la Dirección Deportiva maneja una lista de altas y bajas y una serie de cambios en mente, la decisión de Lucho será decisiva, ya que es un técnico muy intervencionista a la hora de confeccionar la plantilla.

Valora remodelar la plantilla con unas diez bajas © Valora remodelar la plantilla con unas diez bajas Valora remodelar la plantilla con unas diez bajas

Cuestiones como la configuración del cuerpo técnico y colaboradores con los que se quedará serán de las primeras en tratarse. A partir de ahí se valorará el capítulo de bajas, las preferencias en las incorporaciones, decidir que debe hacerse con los futbolistas que están cedidos y también qué jugadores del filial podrían incorporarse al primer equipo.

Llegará con sus cuatro colaboradores
Habrá un cambio total en el cuerpo técnico. Martino se marchará con los colaboradores que llegaron con él: Jorge Pautasso, Elvio Paolorosso, Raúl Markovich y Adrián Coria. Tampoco seguirán los que han sido colaboradores de Tito Vilanova y que acaban contrato el 30 de junio: Jordi Roura, Aureli Altimira, Alex García, Jordi Melero y Jaume Torres. Queda pendiente ver qué sucede con Rubi, fichado esta temporada y al que le queda una más de contrato.

Seguirán los médicos y recuperadores, así como Paco Seirulo. Luis Enrique llegará acompañado por sus cuatro colaboradores habituales. Juan Carlos Unzué, que hace labores de segundo entrenador en el Celta, Roberto Moreno, técnico que le ayuda en conceptos tácticos y que le ha seguido desde su etapa en el Barça B, Rafael Pol, preparador físico con el que ya ha estado en la Roma y el Celta, y Joaquín Valdés, psicólogo que trabaja día a día con la plantilla.

Valora remodelar la plantilla con unas diez bajas
El técnico tiene claro quién ha dado ya todo lo que podía dar en el Barcelona y debe acabar su etapa azulgrana. Valdés, Puyol y Pinto no seguirán seguro. Los dos primeros han decidido no continuar en el equipo azulgrana y el tercero no entra en los planes de Zubizarreta. A partir de ahí, tampoco cuenta con Jonathan Dos Santos, Ibrahim Afellay, Isaac Cuenca, Cristian Tello ni Alex Song, que considera que no han ofrecido el rendimiento esperado. Dani Alves tampoco cuenta para Lucho, aunque espera que le traigan un recambio de garantías a pesar que en la plantilla tiene a Montoya, jugador fundamental para él en su etapa en el filial.

El resto de bajas iría en función de las ofertas que hubiera. Pedro, Alexis, Mascherano, Adriano o Cesc podrían quedarse o salir. Primero deberían buscar una serie de futbolistas que pudieran mejorarles y después encontrar compradores que financiaran con los descartes esos fichajes que pretenden.

En la portería solo tiene a Ter Stegen
Una de las primeras cuestiones es decidir quién acompañará a Ter Stegen como portero del Barça. Una de las opciones es Masip, a quien ya tuvo cuando entrenaba al Barça B. En aquella época, el técnico alternaba a sus tres porteros: Miño, Oier y Masip. Otra posibilidad es buscar en el mercado a otro portero. No hay que olvidar que una parte de la Junta directiva insiste en la obligación de tratar de contratar a Courtois, algo con lo que Zubizarreta no está de acuerdo porque cree que no encajaría.

Mantendrá la columna vertebral del equipo
La base de los últimos años solo sufrirá pequeños retoques. Alba, Piqué, Busquets, Iniesta, Xavi, Messi y Neymar son intocables para Luis Enrique. Es especial el caso del de Terrassa, cuyo papel se antoja fundamental a nivel de vestuario. Lucho sabe que deberá dosificarle pero, tras la marcha de Puyol y Valdés, su figura cobra más importancia.

Dos centrales para reforzar una defensa frágil
Cuenta con Bartra y Piqué. Cree que Mascherano ya lo ha dado todo pero su profesionalidad y entrega permitirían al argentino quedarse en el nuevo proyecto, aunque tendrá más caro jugar. La intención es reforzar una línea que ha sido el talón de Aquiles del equipo estas últimas dos temporadas. David Luiz es el favorito y Zubizarreta considera que es factible incorporarlo, aunque costará 35 millones de euros. Laporte es el otro central que gusta.

Regresa Rafinha pero Bojan no seguirá
De los jugadores cedidos, Luis Enrique tiene claro que quiere que regrese Rafinha, que ha sido pieza importante en su Celta. En cambio no cuenta con Bojan, que no ha tenido en el Ajax las actuaciones esperadas. La incógnita es Deulofeu, aunque tiene muchos números de volver.

Zubizarreta le ha propuesto fichar a Cuadrado
Es el jugador favorito para sustituir a Dani Alves. No obstante, la Fiorentina no pondrá fácil la salida del colombiano. Cuadrado tiene un perfil muy similar al del brasileño, lateral ofensivo de largo recorrido. De todas formas, lo que tiene claro Zubizarreta es que no se desprenderán de Alves si no le ofrecen una cantidad acorde al mercado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon