Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ricciardo se sube a las barbas de Vettel

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 21/04/2014 Raymond Blancafort
© Image MundoDeportivo.com

"Sebastian, deja pasar a Ricciardo. Es más rápido que tú", oyó Vettel por el auricular por segunda vez este año. "¿Qué neumáticos lleva?", preguntó Vettel. "Se ha parado tres vueltas más tarde que tú", fue la respuesta. "Pues qué mala suerte!", comentó Vettel.

El cuádruple campeón afirmó tras la carrera que no había escuchado bien la orden. Pero dio la impresión de querer poner a prueba a su compañero, que se le está subiendo a las barbas. Resistió el primer intento del joven australiano, pero ya no pudo hacerlo en el segundo, cuando ante la evidencia y las órdenes, abrió la puerta.

Está claro que Sebastian quiso desafíar a Daniel. Llevaban los mismos neumáticos pero las estrategias eran algo diferentes y por eso se le pidió a Vettel que lo dejara pasar. Desde el punto de vista del equipo siempre buscamos el mejor resultados y Vettel hizo lo correcto", señaló Christian Horner.

Daniel escapó a su teórico 'jefe de filas' e intentó marchar sobre Alonso. Quedaba media carrera, pero era tarde ya para ir a por Fernando. "Sin este incidente creo que podría haber acabado en el podio. No me ha dejado pasar. Una vuelta más me habría servido para colocarme a rueda de Fernando y en la siguiente habría intentado superarle", dijo Ricciardo.

No es fácil el papel de Vettel en este momento. En otras circunstancias quizás todo sería tratado como mera anécdota. Pero durante estos años, sobre todo los dos últimos, sus rivales directos -entre los que se incluye Fernando- no han parado de afirmar que el alemán ganaba sólo porque tenía el mejor coche. Le han discutido un lugar entre los grandes porque antes debe ganar con otro coche o al menos hacerlo con un coche que sea inferior. 

El alemán vive una situación nueva. Hasta la fecha ha sido el más rápido en el equipo. Ya no es así, al menos por ahora. En Australia, Bahrein y China, Daniel ha rodado en carrera por delante de Vettel, aunque en Australia acabara excluido. Y en estas tres carreras, además, ha calificado mejor.

El australiano quiso mostrarse prudente frente a Vettel, que es cuatro veces campeón del mundo. "No quiero comenzar un conflicto. Esto no va a cortar los puentes entre ambos", señaló... aunque también insinuó que ello le privó de ese podio oficial y válido -en Australia fue excluido- que le hubiera arrebatado a Fernando, aunque Vettel cree que no lo habría conseguido "porque una cosa es alcanzar a Fernando y otra superarlo".

Vettel explicó al bajar de coche que "teníamos la misma estrategia. No veo razón por la cual le habría tenido que dejar pasar. Lo ha conseguido porque sus gomas eran un poco más frescas. En cuanto comprendí que era inútil batirme, le dejé pasar. Era mucho más rápido, hay que reconocerlo".

Christian Horner sacó hierro al tema. "Teníamos los datos y estaba claro que Ricciardo debía pasar delante". Y entre otras cosas estos datos decían que mientras la punta de Ricciardo era 312,7 km/h, Vettel se contentaba con 318,4 "

Lo cierto es que Vettel no parece sentirse muy cómodo con 'Suzie', como llama a su coche este año. Horner lo entiende: "Seb necesita un coche muy sano en entrada de curva y el RB10 no lo es todavía. Desgasta más las ruedas que el pasado año. Vamos a analizarlo todo y poner cosas en orden con Vettel, como hicimos en 2012"

"Lo cierto es que distancia es muy grande y tengo que trabajar. Por alguna razón el coche no está donde yo quisiera que estuviese. Daniel se entiende bien con el coche y yo no. Pero es bueno tener esta referencia, porque Daniel está demostrando que hay más en el coche de lo que yo le estoy sacando. Hay mucho trabajo por delante", explicó Vettel.

Horner, Newey y Marko tienen ahora un problema en casa. La expectativa de una batalla fratricida. No será fácil gestionarla. Y a buen seguro que hay equipos dispuestos a jugar la carta Vettel si el descontento de este aumenta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon