Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rizzoli, la nueva joya del arbitraje italiano en el debut mundialista España

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 10/06/2014 EFE

Redacción deportes, 10 jun (EFE).- El italiano Nicola Rizzoli, designado por al FIFA para impartir justicia en el España-Holanda, debut de ambas selecciones en el Mundial de Brasil, está considerado el heredero de la tradición arbitral transalpina de alto nivel iniciada por Concetto Lo Bello y remarcada por Pierluigi Collina.

Nacido en la pequeña localidad de Miranda (Módena, Emilia-Romagna), el 5 de octubre de 1971, arquitecto de profesión, está considerado como uno de los mejores árbitros internacionales de la actualidad y tiene fama de "mano izquierda" y ser dialogante con los jugadores.

No en vano, en 2013, la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) le determinó como segundo mejor colegiado de ese año; sólo por detrás del inglés Howard Webb, quien en 2010 pitó la final de la Copa del Mundo de Sudáfrica en la que España derrotó en la final a Holanda (1-0).

Rizzoli, además, ha sido elegido mejor árbitro de Italia en 2011, 2012 y 2013.

Su carrera en la elite arbitral italiana la inició en 2002, cuando fue elegido colegiado de la Serie A (máxima categoría del 'calcio'), haciendo su debut el 14 de abril en un Venecia-Perugia (0-2).

Apenas cuatro años después, el 1 de enero de 2007, fue designado de colegiado internacional e inicio un ascenso en el arbitraje que le llevó en julio de 2009 a entrar en el selecto grupo de "colegidos elite de la UEFA".

Su debut en un partido de fase de grupos de la Liga de Campeones, el 10 de marzo de 2010, fue precisamente con un equipo español: el Real Madrid, que recibió en dieciseisavos al Olimpique Lyon (1-1).

Luego, en competiciones europeas, ha dirigido a otros clubes españoles: Atlético de Madrid, Valencia, Sevilla, Barcelona, Real Sociedad.

Tras arbitrar la final de la Liga Europa 2009-10, primera disputada con este nombre (antes era denominada Copa UEFA), donde el Atlético de Madrid derrotó al Fulham (2-1); 'el Gordo' en la Liga de Campeones le cayó el 25 de mayo de 2013, cuando pitó la final entre el Bayern Múnich y el Borussia Dortmund (2-1).

Se convirtió entonces en el sexto colegiado italiano en dirigir una final de la máxima competición europea de clubes. Antes lo habían hecho Lo Bello, Agnolin, Lanese, Braschi y Collina.

Como colegiado FIFA, ha estado presente en las fases finales de la Eurocopa Polonia/Ucrania 2012.

Precisamente en esta Eurocopa dirigió partidos tanto a la selección española como a la holandesa. A España le pitó en la victoria ante Francia (2-0) en cuartos de final; a Holanda en la derrota frente a Portugal (2-1), en segunda ronda.

Tras dirigir cuatro encuentros de la fase de clasificación, Zona Europa, para la Copa del Mundo de Brasil 2014, su último partido más destacado arbitrado ha sido la vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones que enfrentó al Chelsea con el Atlético de Madrid (1-3), que dio el pase al conjunto madrileño a la finalísima.

Está considerado como un árbitro dialogante con los jugadores. La prueba de ello aconteció el último abril, en el partido Sassuolo-Roma de jornada liguera italiana, cuando decidió no pitar finalmente penalti tras hablar, precisamente, con el jugador que había sido objeto de falta dentro del área.

El delantero local Nicola Sansone cayó dentro del área romanista y uno de los ayudantes de Rizzoli le advirtió de derribo por agarrón, por lo que el colegido señaló el punto de penalti.

Rizzoli, que no tenía muy clara la acción, se dirigió a Sansone para preguntarle si había sido agarrado por el defensa visitante y ello había motivado su caída. El delantero del Sassuolo le dijo que se había resbalado tras sufrir un tirón de su camiseta y el colegiado decidió no sancionar la penal máxima.

La acción de Rizzoli, al igual que la del delantero Sansone, trajo consigo posteriores elogios desde diversos sectores.

Ahora, en su primera fase final de Copa del Mundo, tiene ante sí la oportunidad de exhibir sus dotes; y qué mejor que comenzar con el España-Holanda.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon