Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Robben lidera el triunfo de Holanda y Van Persie se lesiona

AS AS 04/06/2014 Quique Rubio
Robben ante un jugador galés. © Dean Mouhtaropoulos Robben ante un jugador galés.

Holanda venció a Gales en su último amistoso antes del Mundial (2-0), pero tampoco podrá sacar muchas conclusiones positivas. Todo lo contrario. La vieja guardia ( Van Persie,Robben y Sneijder ) volvió a ser fundamental para llevarse la victoria ante un rival que apenas puso oposición. Además, el punta del Manchester United se retiró lesionado. Más problemas.

Van Gaal ya afirmó en los días antes del partido que cambiaría el dibujo. Tras las criticas recibidas por el 5-3-2 del encuentro frente a Ghana (1-0), el seleccionador 'oranje' recurrió a un clásico 4-4-2. Sin embargo, y pese a las variaciones tácticas, tampoco jugó Holanda un gran partido. Eligió a Gales como último rival preparatorio pensando en el segundo partido contra Australia. Mismo tipo de fútbol que los 'socceroos', balones largos y un único delantero como referencia arriba. Ni con esas. Algún destello de Van Persie, que se fue tocado tras el descanso en los isquiotibiales y habrá que esperar a ver cómo evoluciona de sus dolencias; las habituales carreras de Robben, la clase de Sneijder en la mediapunta y las subidas de Janmaat desde el lateral derecho. Poco más. Mucho trabajo por delante para Van Gaal y los suyos, aunque calidad tienen para asustar a cualquiera.

El encuentro empezó con una Holanda enchufada. Con ese 4-4-2 que probó Van Gaal, Robben y Van Persie jugaban arriba y Sneijder se descolgaba en la mediapunta. Y entre los tres crearon todo el peligro 'oranje' de la primera mitad. Avisó el delantero 'red devil' en el minuto 3, pero Hennessey despejó el disparo. Más adelante fue Robben, en jugada marca de la casa, el que llegaba a la portería galesa. Hasta que los tres conectaron: Sneijder asistió a Van Persie, este chutó, el meta despejó y Robben aprovechó el regalo. 1-0, pero poco fútbol sobre el césped.

Tras el descanso comenzaron los habituales cambios y eso propició que bajase aún más el ritmo del encuentro. Hasta que la conexión Sneijder-Robben volvió a hacer de las suyas. El del Galatasaray asistió en largo al del Bayern, que dio el pase de la muerte. Lens solo tuvo que empujarla. Ahí murió el partido, con muchas incógnitas aún en la selección holandesa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon