Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Roland Garros: El rompecabezas Garbiñe

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 30/05/2014 Ángel Rigueira

En Miami 2012, gracias a una invitación de IMG, su agencia de representación, Garbiñe Muguruza presentó sus credenciales. Desconocida a nivel internacional, ratificó su incipiente potencial derrotando a la entonces top-10 Vera Zvonareva y a Flavia Pennetta.

Fue el primer episodio del rompecabezas Garbiñe, un nombre que a nivel internacional reconvirtieron en 'Garbin'. "No me gusta, pero no hay manera de que lo pronuncien bien aunque lo repita una y otra vez", señala con una sonrisa la tenista del momento al tumbar en Roland Garros a Serena Williams, defensora del título y número uno mundial.

Una victoria que ha subrayado la importancia de la decisión que deberá tomar en otoño, si jugar por el equipo español o el venezolano. No la puede aplazar más porder ser olímpica en Río 2016. Y Garbiñe no es una joya por este triunfo en sí, desde hace tiempo viene apuntando como una 'top ten' clara a medio plazo. A sus 20 años, 35ª en el ranking, une tenis a un físico atractivo para las casas comerciales.

Una joya considerada "española, venezolana, hispano-venezolana, vasca, caraqueña, e incluso guatireña", según el origen de quien proclame su éxito. Nació en Caracas, pero algunos medios venezolanos hilan fino y publican que es "oriunda de Guatire", población a 40 minutos en coche de la capital del país donde vivió hasta los 6 años, destino profesional de su padre, José Antonio Muguruza, empresario de Eibar, y de donde es su madre, Scarlet Blanco.

La raqueta, con sus hermanos Asier e Igor, provocó un cambio con destino la población barcelonesa de Santa Coloma de Cervelló, la Academia de los Bruguera. Reside en la ciudad condal, de ahí que también haya quien la considere catalana. En diciembre de 2011 formó parte del grupo Elitia que crearon los entrenadores Alejo Mancisidor y Xavi Budó reuniendo a la mayoría de las mejores jugadoras españolas. Fueron momentos también de reivindicación pidiendo más atención de la federación española, sobre todo pensando en la cantera.

Garbiñe sigue trabajando con Mancisidor, irundarra ex profesional ATP que mantiene una relación estrecha con su colega Budó, que dirige a Carla Suárez, la primera española en la clasificación WTA (15ª). De este cuarteto surgió la idea de formar un doble Carla-Garbiñe, las jugadoras por las que suspira Conchita Martínez, capitana española de la Fed Cup.

Miguel Cardenal, presidente del CSD, ha escuchado las inquietudes de los Muguruza Blanco, y se ha propuesto exprimir las vías de entendimiento. Desde Venezuela, sin tradición tenística, tientan esgrimiendo gloria patria y los petrodólares, aunque las proposiciones varían según el interolocutor y el momento. Un pulso en manos de Garbiñe, atípica asimisma en su estilo, que ella califica "más como de las rusas", pegando fuerte y plano, disfrutando más en pista dura que en tierra desde sus 1,82 metros de estatura y 73 kilos

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon