Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Roland Garros: Nadal en el clímax de la tierra batida

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 25/05/2014 Lluís Carles Pérez

El clímax de la tierra batida comienza hoy en Roland Garros, escenario de los 15 días más trascendentales del tenis que requiere mayor brega a sus protagonistas. Peloteos largos, duelos a cinco sets, dureza mental, fondo físico, más riqueza táctica que en cualquier otra superficie. Todo ello se concentra en dos semanas apasionantes en París y, en ese terreno, Rafa Nadal sigue siendo la referencia más allá de los ya famosos tres últimos tropiezos sin precedentes en arcilla desde que el español, de 27 años, es una figura del circuito.

"Nadal tiene el mejor récord en tierra, el mejor récord en Roland Garros y, obviamente, es aún el favorito número uno para ganar el torneo. No está en su mejor estado de forma, pero Rafa es Rafa en tierra batida", concede su máximo rival, Novak Djokovic, el nº 2.

Dirán que las estadísticas están para romperlas, pero hay un dato abrumador que revela la fortaleza de Nadal en las condiciones de París: sólo ha perdido un partido a cinco sets sobre tierra batida de 82 disputados y, además, lo hizo diezmado físicamente en aquellos octavos de final de 2009 contra Robin Soderling. Su balance en Roland Garros es deslumbrante con ocho títulos (2005-2008, 2010-2013), 59 victorias y aquella solitaria derrota.

Con esos precedentes Nadal sería otro año más el favorito casi único, pero sus grandes rivales ven ahora una rendija para la esperanza, consecuencia de algunas lagunas en su juego: allí donde antes mataba los partidos Rafa ha abierto a menudo la puerta a su contrincante, factor peligroso para él, sobre todo si Djokovic está enfrente. El serbio es el principal aspirante a la corona de Nadal, que también expone en París su nº 1 mundial.

Ímpetu serbio

'Nole' venció el domingo pasado al manacorí en Roma, su cuarta victoria consecutiva sobre él, las cuatro en finales. Esa ascendencia actual aviva el ímpetu de Djokovic para completar su anhelado Grand Slam: sólo le falta Roland Garros en ese palmarés 'grande'. Antes, David Ferrer y Nico Almagro habían superado a Rafa en los cuartos de final de Montecarlo y Barcelona, derrotas que agudizaron las dudas del balear. El título en Madrid le tranquilizó y ahora está en París "con energías renovadas, sin la ansiedad de Montecarlo o Barcelona", según confesó Nadal en su rueda de prensa.

"Siempre es muy emocionante jugar en Roland Garros. Para mí es el lugar más importante de mi carrera", insistió Nadal para recordar lo duro que será batirle a cinco sets en la tierra parisina. Desde 2005 sólo Federer se inmiscuye en su reinado, cuando aprovechó en 2009 el KO de Rafa ante Soderling. El suizo, Wawrinka y Murray forman una segunda oleada de candidatos, aunque algo alejados de Nadal y Djokovic. Al acecho estarán Ferrer, Nishikori, Dimitrov, Gulbis, Dolgopolov o Raonic, todos tenistas interesantes.

Federer (4º), principal figura de la 1ª jornada, debutará hoy contra Lukas Lacko (88º). "Me siento muy fuerte, he conseguido un golpeo de bola más fuerte en las últimas semanas. Tengo mucha confianza si debo jugar partidos duros de forma consecutiva. A estas alturas estar fresco mentalmente es más importante que otra cosa. Veremos también qué va a pasar con el tiempo porque he oído que será bastante complicado", dijo Federer, en su primer 'major' desde que es padre de cuatro hijos

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon