Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rosberg, pole en una clasificación eterna

SPORTYOU SPORTYOU 23/07/2016
Rosberg, pole en una clasificación eterna © Getty Images Rosberg, pole en una clasificación eterna

A pesar que las previsiones no hablaban de lluvia, el cielo cayó sobre Hungaroring una hora antes de comenzar la clasificación del GP de Hungría, que resultó eterna. Arrancó con un retraso de 20 minutos y mucha agua en el circuito y acabó con un golpe de efecto de Nico Rosberg, que se llevó la pole en la última vuelta después de dos horas y cuatro banderas rojas. El líder del Mundial aprovechó una bandera amarilla provocada por Fernando Alonso, que malogró la vuelta de Hamilton y a punto estuvo de no pasar a la Q3 por milésimas, con el décimo mejor tiempo. Rosberg rompe así la racha de su compañero que llevaba 5 poles consecutivas y permite mantener vivo el récord de Michael Schumacher, con 6.

La sesión de clasificación comenzó con salidas de pista de Felipe Massa, Marcus Ericcson y Rio Haryanto por culpa de una pista con bastante agua. La estrategia de los pilotos era clara. Salir con neumáticos intermedios (salvo Magnussen) con la previsión de que la pista se iría secando rápidamente, como así ocurrió. Al final de la Q1 ninguno de los habituales sufrió en exceso y pasaron a la Q2, donde hemos disfrutado de una de las sesiones más interesantes de lo que llevamos de campeonato.

Alonso y Sainz, a la Q3 con notable alto

La Q2 ha sido una de las más emocionantes de la temporada. Comenzaban los pilotos con neumáticos intermedios, pero iban a durar muy poco ya que la pista estaba casi lista para los neumáticos de seco, salvo algunas zonas donde había que tener mucho cuidado. Pero se había formado un carril seco que los pilotos tenían que aprovechar. Ericcson fue el primero en probarlos a 9 minutos del final y enseñó el camino a seguir, momento en el que todos los pilotos entraban a cambiar neumáticos por los super blandos. En esas apareció Alonso, que empieza a tener otras ganas, marcando en tres veces el mejor tiempo de la Q2 y pasando a la Q3 para quedar séptimo al final de la sesión de clasificación, con trompo incluido. Está claro que cuando hay situaciones extraordinarias, Alonso se crece.

Por su parte Carlos Sainz hacía una Q2 espectacular, quedando siempre entre los mejores y clasificándose con mucha suficiencia para la Q3. Los problemas que tuvo durante la sesión de entrenamientos libres del viernes parecen superados y al final ha marcado un sexto puesto que le sabe a gloria, justo por detrás del Ferrari de Vettel que ha finalizado quinto.

Los Red Bull de Daniel Ricciardo y Max Verstappen han confirmado que son el equipo que puede seguir a los Mercedes, clasificándose tercero y cuarto respectivamente y muy cerca de los tiempos de las flechas plateadas. La carrera se pone interesante.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon