Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Roura: "El único 'ismo' en el que creíste fue el barcelonismo"

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 28/04/2014 Joan Poquí
© Image MundoDeportivo.com

Jordi Roura, segundo de Tito Vilanova en la campaña 2012-13, fue uno de los protagonistas de los parlamentos finales en la ceremonia religiosa que se ha oficiado esta tarde-noche en la Catedral de Barcelona.

El técnico ha sido el que más se ha extendido: "Tito, compañero y amigo. Te acabas de ir y no te imaginas lo que ya te echamos de menos. Hace mucho que nos conocemos y nunca hicieron falta muchas palabras para saber lo que uno le quería decir al otro. Hemos compartido tantas cosas que ahora nos sentimos más vacíos sin tu presencia, pero pronto tu recuerdo será más fuerte que estos momentos difíciles", ha empezado leyendo.

"Desde el primer día nos sentimos ligados por un sentimiento difícil de explicar. Nos unían el Barça que tanto queremos, la pelota que tanto nos gustaba, la Masia... Éramos unos chavales 'golafres' (glotones) y nos comíamos las longanizas, los caracoles, el vino del pueblo y el sofrito sin cebolla. Tantas veces que hemos reído, que hemos llorado juntos, tantos abrazos... Tito recordaba hace unos meses que había un código no escrito según el cual no había que explicar lo que hacíamos con nuestra vida. Pero hoy voy a explicar algo de cuando hiciste la mili como voluntario en Barcelona. Tenías que madrugar y protestabas cuando no te dejábamos dormir, porque siempre has sido muy responsable. Como buen marqués, eras elegante y muy presumido, perfeccionista en todo. Si jugabas a fútbol, querías siempre las pelotas bien hinchadas, el césped en buen estado. Si jugabas a tenis, nuestro segundo deporte, el mango de la raqueta tenía que ser el que te gustaba, las pelotas tenían que tener la presión que querías y el suelo, la tierra batida, tenía que estar perfecta. Si las condiciones eran esas, ¡qué bien jugaba Tito! ".

"Eras también el hombre que se partía de risa con las anécdotas de Charly, con el que tantas comidas hemos compartido. Siempre admiré tu valentía. Quizás la única vez que te vi indeciso fue cuando pediste a Montse para salir, el amor de tu vida, la persona que te ha dado la fuerza. El miércoles no quisiste que quedásemos contigo porque quisiste estar con ella tu última Diada de Sant Jordi. Puedes estar tranquilo, porque sabes que Montse, Carlota y Adrià, están en buenas manos. Como siempre decías, tienes pocos pero buenos amigos y siempre seremos parte de sus vidas como lo fuimos de la tuya".

"Tus hijos, Carlota y Adrià son tu orgullo, las niñas de tus ojos. Recuerdo cómo explicabas tácticas a Adrià, aunque sin meterte en el juego de su equipo. Te brillaban los ojos cuando lo veías jugar, pero nunca quisiste interferir. El fútbol siempre fue tu pasión y los últimos días desde el hospital veías un campo de fútbol y explicabas tácticas y rondos a los médicos. El Barça ha sido tu club, siempre nos dijiste que el único 'ismo' en el que creías era el barcelonismo. Presumías de ser un tío normal y tan normal no eres: tener el recuerdo eterno y movilizar a tantísima gente no lo tiene cualquiera. Este es un legado imborrable que tú, enamorado del Empordà, dejas a tu gente. Eras un hombre agradecido y querrías dar las gracias a todos los que han venido, a toda la gente que ha ido al campo y ha dejado un detalle y a todos los que han estado contigo en todo este proceso".

"Tu enfermedad nos cambió a todos la vida, a ti también. A mí me convirtió de la noche a la mañana en tu sustituto, con la obligación de estar a la altura. Es una experiencia que nunca olvidaré pero al mismo tiempo que nunca habría querido tener. Todo lo que ha pasado nos ha hecho ser mejores personas y tu ejemplo nos servirá. Seguiremos tu consejo, 'seny pit i força'. Per sempre més, etern Tito".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon