Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rummenigge: "En Múnich se van a quemar hasta los árboles"

AS AS 24/04/2014 José Carlos Menzel, Alvaro de la Rosa

El Bayern es un equipo fiel a sus tradiciones. Los entrenamientos deben ser en parte a puerta abierta, los campeonatos de Liga se celebran con jarrones de cerveza bávara y cuando el conjunto teutón viaja en la Champions fuera de Alemania, organiza un banquete tras el partido. Siempre. En el hotel de concentración del equipo se reunen la plantilla, el staff y la directiva con periodistas y aficionados para cenar juntos, algo que al inicio de su etapa en Múnich le costó entender a un Pep Guardiola amigo del secretismo.

Durante esos festines también es habitual que el mandamás del Bayern, Karl-Heinz Rummenigge, dirija unas palabras al equipo. Pero en el Hotel Intercontinental de Madrid fue a más. Tras la derrota por 0-1 en el Bernabéu, Rummenigge lanzó un mensaje cargado de pasión hacia los suyos y calentó la vuelta: “Creo que fuimos testigos de un choque de Champions de lo mas interesante, emocional e intenso. El 1-0 no es el resultado que deseábamos, pero podemos corregirlo en la vuelta. Cuando llegue el próximo martes, hasta los árboles arderán en Múnich”. La sala estalló en un gran aplauso. Pero el exdelantero no había terminado: “En el Allianz habrá 70.000 aficionados arropando a nuestro equipo. Espero que nos lleven en volandas para que el Madrid sepa lo difícil que será ganar en Múnich. Apoyemos a nuestro equipo. Podemos lograrlo. Podemos ir a Lisboa”.

Guardiola, con Rummenige en la cena post-partido. © Martin Rose Guardiola, con Rummenige en la cena post-partido.

Guardiola y sus jugadores no lograban quitarle la mirada a Rummenigge de lo asombrados que estaban. El Director Gerente lanzó un dardo a Florentino Perez: “En el palco de honor tuve la sensacion de que los jefes del Madrid estaban contentos, pero no saben lo que les esperará en Múnich. Les mostraremos toda la calidad que el Bayern posee en su casa. Les recordará al infierno. En comparacion, el partido de vuelta frente al Borussia Dortmund no será mas que un choque agradable. ¡Os arroparemos, chicos! ¡No estéis tristes! Una derrota nunca es buena, hay que admitirlo. Pero una derrota siempre vale lo mismo que la reacción. Y el martes reaccionaremos”.

Si los jugadores del vigente campeón de Europa abandonaron el Bernabéu cabizbajos, tras la emotiva charla del presidente ya se veían con ganas de remontada. “La charla me ha gustado mucho”, dijo Thomas Müller al ser preguntado por AS. “En la vuelta saldremos a por todas, a ganar. En todo caso tampoco sería un milagro que lograsemos darle la vuelta al 0-1”. Javi Martínez también atendió a AS: “Le daremos la vuelta, con nuestros aficionados seremos superiores. Aunque hay que ser cautos porque no nos pueden marcar, si hacen gol todo se torcería”.

Cuando directivos y jugadores se retiraron a sus habitaciones, Guardiola se quedó compartiendo mesa y mantel con su hermano, parte de su staff y algunos amigos. Hablaron del partido del Bernabéu, del Barcelona y, sobre todo, de un partido de vuelta que no sale ya de su cabeza. Se mostró más prudente que Rummenigge respecto a la remontada y, en confianza con los suyos, reconoció que en la vuelta le preocupan mucho los contragolpes del Madrid...

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon