Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sólo 7 de los 23 argelinos son naturales del país magrebí

AS AS 12/06/2014 Aritz Gabilondo

Empezó como una forma de potenciar la selección y va camino de convertirse en un problema de índole política en Argelia. La lista del seleccionador bosnio Vahid Halilhodzic para el Mundial de Brasil está plagada de jugadores nacidos en Francia, aunque, por supuesto, con origen argelino. Un total de 16 de los 23 convocados (un 70%) saben lo que es Argelia por lo que les cuentan sus familiares más que por lo que ellos han conocido.

Son hijos de inmigrantes que nacieron en Francia, crecieron y se educaron allí, desde niños pertenecieron a escuelas de clubes franceses del primer nivel y han alcanzado la gloria en ellos, lejos de los problemas que rodean el día a día de los equipos y del futbol argelinos. Es más, la liga local atraviesa una profunda crisis que, seguramente, a ellos ni les vaya ni les venga.

Este desapego no gusta en un sector del país. Se entiende que con estos jugadores hay mejor selección y es posible participar en torneos como el Mundial. De hecho este será el segundo consecutivo después de bastante tiempo sin estar presente. Pero también se duda que los nacionalizados puedan poner la misma pasión que pondrían los nacidos en Argelia y, por lo tanto, cien por cien argelinos.

Tan sólo están en esta situación Zemmamouche, Belkalem, Halliche, Mesbah, Djabou, Slimani y Soudani, los siete argelinos verdaderos de cuantos ha convocado Halilhodzic. El resto, los considerados como grandes estrellas del equipo, los Bougherra, Lacen, Feghouli, Brahimi, son franceses e incluso en algunos casos jugaron con la Sub-21 francesa. El debate está servido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon