Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sabor castellano en el ascenso a la ACB

Marca Marca 26/04/2014 marca.com

Los dos equipos locales, el Quesos Cerrato Palencia y el Ford Burgos, se han llevado el primer punto de la eliminatoria de semifinales de la Adecco Oro, con más comodidad los primeros que los de Andreu Casadevall.

Ford Burgos – Ribeira Sacra Breogán Lugo: 68-64
El Plantío volvía a lucir sus mejores galas para el primer partido de la semifinal de la Adecco Oro. En el primer cuarto el intercambio de golpes iniciales se cerró con unos buenos minutos de Anton Maresch y Sergio Olmos que otorgaron las primeras ventajas a los castellanos (15-7) dejando claro que el Ford Burgos quería sentenciar la antes posible el primer punto de las semifinales. Un triple de MacGee rompió la sangría y el primer cuarto se cerró con 22-16 en el marcador.

El Ford Burgos quería correr mientras que el Ribeira Sacra no quería un partido loco. El segundo cuarto fue más trabado, con las defensas más intensas y con los lucenses tirando de unos buenos minutos de Pablo Almazán aunque sin llegar a igualar el marcador. Al descanso el 38-30 reflejaba el mayor empuje local.

Tras el paso por los vestuarios, el guión del partido cambió gracias a la actuación de un Dani Rodríguez que monopolizó el juego de su equipo. Anotó, repartió juego e incluso participó activamente en defensa para que el Breogán se colocara por delante en el marcador 46-47. Al final del tercer cuarto, ventaja mínima para los locales (52-51).

De la mano de Burgos y Palencia © De la mano de Burgos y Palencia De la mano de Burgos y Palencia

En el último cuarto, y con todo por decidir, se vio un auténtico partido con denominación de origen Adecco Oro. Dani Rodríguez, con muchos minutos en juego, no era tan decisivo como en el tercer cuarto. El Ford Burgos dominaba el rebote y un triple de Sabat y unos tiros de Taylor Coppenrath colocaban a los locales con dos puntos por delante. Balón para los gallegos que dieron el balón a su base titular, pero erró el tiro y el primer punto de la eliminatoria se quedó en casa. El doble doble de Pep Ortega (11 puntos y 10 rebotes), lo más destacado del Ford Burgos.

Quesos Cerrato Palencia – Oviedo Baloncesto: 87-47
La ambición del equipo de Natxo Lezkano quedó reflejada en el inicio del encuentro. A pesar de que Oviedo se había convertido en la ‘bestia negra’ de los palentinos, el equipo morado salió muy enchufado con un nombre propio por encima de todos: el de Carles Bravo. El alero catalán destapó su calidad y su muñeca en unos minutos mágicos: 10 puntos en los primeros 6 minutos; 21 en los dos primeros cuartos.

Con Bravo desencadenado y Otegi y Rejón dominando la pintura en ausencia de Fitzgerald, el Quesos Cerrato hacía vibrar el Marta Domínguez y ponía tierra de por medio en una primera parte de claro color local y con una defensa de libro que los asturianos no sabían leer. (38-18)

Tras el descanso, el equipo de Guillermo Arenas intentó reaccionar. Si bien en ataque estuvieron más fluidos, gracias al talento y profesionalidad de Víctor Pérez, el Quesos Cerrato entró en ese intercambio de canastas que le interesaba para seguir controlando el choque a falta de diez minutos (61-38)

En el último cuarto, con el encuentro cerrado, los de Natxo Lezkano incluso apretaron más en defensa para terminar el primer partido de la semifinal con un buen castigo para sus rivales. Carles Bravo terminó con 24 puntos mientras que Urko Otegi terminó con 16 puntos y 7 rebotes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon