Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

San Sergio Rico encuentra oro para el Sevilla en Turín

AS AS 15/09/2016
Juventus © AS Juventus

Con una idea alejada del romanticismo que predica su entrenador pero con un espíritu competitivo instalado en el club hace años, el Sevilla excavó y sacó un tesoro de Turín en su estreno en la Champions.

Un punto después de un gran ejercicio defensivo que le deja muy bien encarado en la ruta del grupo y en el que colaboró activamente Sergio Rico, portero que en más de un pasaje desde que apareció en el primer equipo ha dejado dudas que han provocado, entre otras cosas, el fichaje de Sirigu, pero que en el Juventus Stadium se consagró.

Jugó un partido bravo.

Estuvo valiente ante Dybala, firme por arriba, afortunado en el remate al larguero de Higuaín y providencial sobre la hora, cuando se hizo gigante después de un cabezazo de Alex Sandro que olía a gol.

Rico se rebeló en Turín contra sus críticos y el Sevilla se marchó con una conclusión para la esperanza: pese a todos los cambios en el equipo, está para competir en la Champions.

Arrancar un punto de un santuario donde han sufrido todos los grandes de Europa y ante un rival, la Vecchia Signora, que se ha puesto como objetivo ganar la Champions y que puso lo mejor sobre el campo y se exprimió al máximo.

Alves, Dybala, Khedira, Higuaín.

Todos pusieron lo mejor d su repertorio y aun así se aguantó el Sevilla, sin argumentos ofensivos pero con esfuerzo y solidaridad, valores que unirán al grupo en estos primeros días del ciclo Sampaoli.

Apareció el Sevilla del Juventus Stadium de amarillo albero y con una alineación inesperada y algo indescifrable.

Esta vez Sampaoli, que presume de intentar ser protagonista prefirió músculo y contención al toque. Nada de Mariano, nada de Correa, nada de Ganso. Mercado, Kranevitter, Iborra y un equipo sin delanteros y defensivo.

Pero con sentido y una idea: dejar a los archiconocidos tres centrales de la Juventus sin referente. El Mudo Vázquez interpretó bien el papel de falso nueve porque sabe tener el balón pero carece de potencia para jugar en uno contra uno.

El Sevilla sólo se salió del carril en la primera parte entre los minutos cinco y quince.

Una sucesión de pérdidas de balón con Rami como protagonista permitió varios acercamientos de la Juventus. Khedira falló con la espada después de dos asistencias del exquisito Dybala y Sergio Rico tuvo arrojo en otra acción del argentino.

Sampaoli detectó la avería y prohibió jugar más balones atrás. Su salida de balón fue menos limpia pero así minimizó errores y, sobre todo, le quitó vueltas al juego de la Juventus, que perdió electricidad y se sintió algo fuera de foco desde la media hora.

Al Sevilla, eso sí, llegar la costó un mundo. Vitolo perdió una buena oportunidad en un mano a mano ante Chiellini.

Faltaba picante.

O un delantero, si se prefiere. La única carga en el descanso eran las tarjetas. Nzonzi, Iborra, Rami, muchos centímetros amonestados.

La Juve volvió a apretar en la segunda parte. Apareció Daniel Alves, que dejó un centro dulcísimo sobre la cabeza de Higuaín en una jugada de tiralíneas iniciada por Dybala.

El argentino remató con destreza pero la pelota se estrelló en el larguero. Se salvó el Sevilla que empezó a acusar el cansancio y la falta de delanteros con ruptura.

Tal vez por eso Sampaoli puso en el tapete a Correa, que a la primera que tuvo dejó con el molde a Chiellini y remató fuera- Rugió el Juventus Stadium con la esperanza de empujar a un equipo que tiró del talento de Pjanic, jugador interesante entre líneas. El Sevilla intentó algo.

Escapar del agobio bianconero. Pero le resultó imposible. La Juve empujó con todo hasta ese cabezazo de Alex Sandro que encontró las manos sagradas de Sergio Rico. Desde esta noche, Sergio Rico el Santo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon