Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Se desactivó un coche bomba dirigido al Giro de Italia

AS AS 13/05/2014 J. A. Ezquerro

Un coche bomba con unos 70 kilos de explosivos fue encontrado y desactivado por la Policía de Dublín el domingo, unas horas antes de que terminara la tercera etapa del Giro de Italia. El Irish Independent dio la noticia en la portada de su edición de ayer. Durante la jornada dominical no trascendió nada para no alarmar a los aficionados y a la gente de la carrera.

Según el rotativo, el vehículo se hallaba en un aparcamiento cerca del hotel Finns­town Country House, en Lucan, al oeste de la capital, y la unidad de los artificieros antiterroristas (la Army Bomb Squad) actuó con máxima rapidez. El artefacto estaba elaborado con fertilizantes, armado y listo para detonar con un temporizador.

El Irish Independent especula con que disidentes republicanos pudieron ser los responsables de la bomba, que habrían transportado desde Belfast hasta Dublín. Aunque el objetivo del ataque sigue sin aclararse, el más factible serían las miles de personas que se reunieron en la meta y en el transcurso de la jornada. “Si hubiera explotado, habría causado una enorme masacre. Esa estrategia parecía desear un tremendo número de bajas”, aseguró una fuente de los cuerpos oficiales al periódico irlandés.

Un detenido. También afirma el diario que la persona que resultó detenida tras el operativo, de 55 años, tenía vínculos con el IRA Auténtico, una de las escisiones del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que se opone al proceso de paz en Irlanda del Norte. La Policía dublinesa recibió la pista y lanzó una inmediata actuación de máxima seguridad a gran escala. Otra fuente señaló que los disidentes republicanos planearon el atentado con la intención de que se otorgara la responsabilidad a otro grupo terrorista.

Aparte de la información, el Irish Independent publicó un editorial con el título de ‘Sólo una minoría quiere regresar a los días oscuros’.

Mientras la información se conocía ayer por la mañana, el pelotón del Giro efectuaba el traslado en tres aviones fletados desde Dublín hasta Bari, donde hoy se retoma la ronda. Los ciclistas se habían quejado del mal tiempo en estas tres etapas, dos por Irlanda del Norte y una en la República de Irlanda, debido al frío y la constante lluvia. Por fortuna, no hubo que lamentar ninguna tragedia muchísimo más grave.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon