Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sebastian Vettel consiguió el premio que no mereció Red Bull

AS AS 27/03/2014 Manuel Franco
Sebastian Vettel posa con una estatuilla que le hizo especial ilusión. Sebastian Vettel posa con una estatuilla que le hizo especial ilusión.

El que pretende quitarle la alegría le miraba con los ojos brillantes, con esa mezcla de envidia y admiración que sienten los deportistas por sus rivales victoriosos. Lewis Hamilton aplaudía mientras Sebastian Vettel lanzaba su dedo índice al cielo en el centro del teatro Istana Budaya.

“Sí, sí, es para mí, este resulta uno de los premios más especiales que he recibido”, exclamaba el alemán cuatro veces campeón de Fórmula 1. Le miraban otros ilustres como Emerson Fittipaldi y compañeros de parrilla como Nico Rosberg o Hulkenberg. El genio alemán, en ocasiones, no se siente especialmente reconocido y recibir ayer el premio al deportista del año le hizo una ilusión tremenda. Cristiano Ronaldo, Mo Farah y LeBron James fueron esta vez sus adversarios. Y además su equipo, Red Bull, que también estaba nominado, no ganó un galardón que se llevó el Bayern Múnich. Vettel no es sólo coche, viene a decir este premio. Igualmente feliz, la vencedora en mujeres, la nadadora de 18 años Missy Franklinn: “Oh, Dios mío... No sé qué hago aquí. Estoy contenta de que haya sido en mis vacaciones de primavera y no me haya perdido un día de clase”. Si es que son como niños.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon