Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Segunda victoria para Rogers y primer Giro para Quintana

AS AS 31/05/2014 J. A. Ezquerro

Aunque quede el paseo triunfal de Trieste, el Zoncolan, La Puerta del Infierno, cerró este Giro de 2014: fiel reflejo de lo vulgar que ha sido la carrera, la última jornada resultó infernal. Pero de mala. Procedente de la escapada del día, Michael Rogers consiguió su segunda victoria en esta edición, tras la de Savona. El australiano aprovechó que un 'aficionado' empujó y obligó a echar pie a tierra a Francesco Bongiorno para marcharse en solitario. Un poco antes, otro 'aficionado' a punto estuvo de tirar a Nairo Quintana, quien, a sus 24 años, conquistará este domingo su primera grande. La falta de control y de respeto a los ciclistas fue abrumadora a lo largo de toda la subida.

Quintana, virtual ganador del Giro 2014. © Proporcionado por AS Quintana, virtual ganador del Giro 2014.

Muchos corredores y especialistas consideran al Zoncolan el puerto más duro de Europa, por encima del Mortirolo o el Angliru. 10,1 kilómetros de ascensión al 11,9%, con rampas del 22%. Simoni (2003 y 2007), Basso (2010) y Antón (2011) habían inscrito su nombre en la cima con anterioridad. Borrados los hombres de la general, esta vez el honor le correspondió a Rogers, exculpado de un positivo por clembuterol en 2013 y llamado a filas a última hora por problemas en el visado de dos de sus compañeros en el Tinkoff, Beltrán y Trussov. Weening (Sestola), Battaglin (Oropa) y Arredondo (Valsugana) también ganaron fugados otras tres etapas de montaña, lo que indica la poca batalla y la escasa enjundia de sus protagonistas.

Sin embargo, Nairo Quintana terminará como justo vencedor de este Giro, en su debut en Italia. Contador, en 2008, e Indurain, en 1992, se llevaron el triunfo igual, en su primera participación. El colombiano tuvo que lidiar con una infección y los golpes de una caída camino de Montecassino. Superados esos males, nadie le ha podido hacer frente en la tercera semana, en la que ha dominado con mano de hierro con el respaldo del Movistar. Ciclista de fondo y magnífico escalador, le han bastado dos chispazos de genio en Vall Martello (con polémica, por el lío de la bajada del Stelvio) y Monte Grappa para sacar tres minutos a su compatriota Rigoberto Urán, que concluirá segundo, como en 2013. El podio lo completará el sardo Fabio Aru, otra promesa de la generación de 1990, que ha explotado con actuaciones sorprendentes en Montecampione y Grappa.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon