Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sentimiento Ejemplar

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 26/04/2014 null

La actual temporada estará marcada por la figura de Tito. Empezó el curso ilusionado pero no podrá ver el desenlace. Tito había llegado contento de Nueva York, planificó la pretemporada con Zubi y dirigió a los jugadores en los primeros entrenamientos. Albergó la ilusión de que vendría Thiago Silva, pero el brasileño se quedó en París. Recayó al poco tiempo y el Barça se conmocionó.

A pesar de que estaban mentalizados para lo peor, los jugadores azulgrana saldrán mañana a El Madrigal bajo el impacto de la desaparición de su ex técnico y amigo. Algunos como Messi, Cesc y Piqué lo habían tenido de entrenador, tutor y referente en el cadete, con todo lo que ello comporta. Pero el fútbol no tiene sentimientos. Martino terminará una temporada sacudida por la desgracia de principio a fin

Josep M. ARTELLS

Tito Vilanova no rebosaba carisma pero caía bien porque era discreto, tranquilo y honesto, tres rarezas de hombre bueno que sobresalen en un mundo repleto de exhibicionistas, vanidosos y mentirosos. Se ha marchado el entrenador del Barça dejando atrás una imagen de sencillez a la ampurdanesa, de la que no abunda, en silencio, dejando eso sí el más ruidoso de los legados futbolísticos en forma de una Liga de 100 puntos que costará superar. El cáncer, cruel y arbitrario, se lo ha llevado. Se pierde una persona que nunca pareció querer molestar. Decente. Si fuésemos todos un poco como Tito, más reservados en todos los ámbitos de la vida, más constructivos, en especial en las redes sociales que sirven de refugio a aunténticos tarados, es probable que todo nos fuera un poco mejor

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon