Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sergio Busquets incomodó a un cámara cuando grababa a Neymar

Goal.com Goal.com 17/04/2014 Goal.com
Photo © Getty Photo

El Real Madrid celebraba la victoria en la final de la Copa del Rey en la mitad del campo más cercana a su afición. Todo el banquillo merengue y los jugadores no convocados habían saltado al césped de Mestalla. Iker Casillas todavía no había subido al palco para recibir la copa de manos del Rey, de la misma manera que el Barcelona tampoco había realizado su particular procesión por el palco de Mestalla. Los focos estaban centrados en los jugadores sobre el césped. En la euforia de los de blanco, y en la decepción de los blaugranas. Especialmente, en la de Neymar.

El brasileño estaba sentado encima de una nevera sobre el césped, y se sentía incapaz de levantar la cabeza. Mirando al verde de forma perpetua, seguramente recordando esa última jugada donde, enfrente de Iker Casillas, estrelló su disparo sobre la madera mientras que Gareth Bale sí había logrado cuatro minutos antes batir a Pinto tras una carrera fulgurante. La desolación del ‘11’ blaugrana era, sin duda, una de las grandes imágenes de la final.

Así lo entendía uno de los cámaras acreditados para la final que, desde dentro del terreno de juego, grababa a Neymar a escasos metros de él. Sin embargo, pareció que Sergio Busquets no lo comprendió de igual manera, protagonizando una secuencia algo extraña: le tocó varias veces en la espalda mientras el operador grababa, hasta que en un momento el mismo cámara se revolvió frente a Busquets, encarándose a él, es de suponer que porque algo le estaría diciendo que no le gustó.

Tuvieron que mediar empleados del Barcelona que presenciaban la secuencia a escasos metros, mientras el cámara le seguía recriminando su actitud a Busquets. En una situación que inevitablemente recordaba someramente a la de Cristiano Ronaldo con Portugal cuando fue eliminado por España algunos años atrás. Sólo que en esta ocasión, fue el cámara el que terminó siendo invitado a dejar de grabar en la mitad del campo blaugrana, tras la intervención de algunos empleados del club catalán.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Goal.com

image beaconimage beaconimage beacon