Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sergio García se viste de España para la “bestia” Pinehurst

AS AS 12/06/2014 Juanma Bellón

Sergio García saldrá hoy con una bolsa especial a la jornada inaugural del US Open, el segundo major de la temporada. Tendrá el nombre de su padre, Víctor, y será amarilla y roja, los colores de la Selección española a la que el de Borriol, futbolero empedernido, animará desde Carolina del Norte. El saco de 14 palos que llevará el caddie Neill Wallace será el amuleto para afrontar el recorrido número 2 de Pinehurst, un campo que la USGA (Federación Americana) ha aderezado con un toque retro. “Me encanta el look años 50 que le han dado, pero si no llueve será una bestia”, avisaba el de Borriol.

Sergio, con su bolsa especial. © AFP Sergio, con su bolsa especial.

Pinehurst, sede del US Open en 1999 y 2005, no tendrá rough puro, pero sí arena salvaje que se confundirá con los búnkers, zonas de defensa naturales y unos greenes ultrarrápidos. “Jugué bien, pero sólo cogí cuatro de nueve greenes”, confesaba Sergio, tras su vuelta de prácticas en un campo de 6.914 metros (300 más que en 2005). A la USGA le gusta que el ganador del torneo coquetee con el par del campo como se vio en las dos ediciones anteriores, donde Webb Simpson y Justin Rose, los ganadores, terminaron en +1.

Además de Sergio, que jugará con protección en su rodilla por las molestias que le hicieron retirarse en Wentworth, estarán Larrazábal, que debuta en este grande, Fernández-Castaño y Miguel Ángel Jiménez. El Pisha fue segundo en este torneo (año 2000), que se perdió en 2013 por su fractura de tibia. Con 50 primaveras llega con dos victorias esta temporada (Hong Kong y Open de España) y “fino como una pera”. “Me falta un major”, dijo el genio de Churriana.

Líder mundial. En este US Open estrena número uno en un grande Adam Scott, que desbancó hace cuatro semanas a Tiger, todavía de baja por su operación. Aunque McIlroy es el favorito en las apuestas para ganar en Pinehurst, que homenajea a Payne Stewart, ganador del torneo en 1999 ante Mickelson, y fallecido meses después en accidente de avioneta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon