Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sergio Rodríguez, la cabeza pensante de Philadelphia

BASKET4US BASKET4US 31/10/2016 Alonso Gallego
Sergio Rodríguez, la cabeza pensante de Philadelphia © BASKET4US Sergio Rodríguez, la cabeza pensante de Philadelphia Sergio Rodríguez, la cabeza pensante de Philadelphia © BASKET4US Sergio Rodríguez, la cabeza pensante de Philadelphia

Seis años después de su salida de New York Knicks, Sergio Rodríguez volvió a hacer las maletas rumbo a la NBA, esta vez con destino a Philadelphia 76ers. Tras ser el segundo máximo asistente de la pretemporada -sólo James Harden le superó en el total-, 'El Chacho' apenas necesitó un minuto del primer partido de 'regular season' para poner en pie a su nueva afición con un soberbio 'alley-oop' a medias con Gerald Henderson.

El base español salió de su zona de confort en el Real Madrid, con un entrenador con el que llevaba ya cinco temporadas -Pablo Laso- y un esquema en el que se sabía pieza clave. Decidió adentrarse en un nuevo reto en la liga más competitiva del mundo, a la que llegaba con rol de suplente. Sin embargo, la lesión de Jerryd Bayless, el teórico titular, poco antes del inicio de la temporada le abrió las puertas del quinteto inicial.

Ilusiones rotas antes de empezar

La adquisición de Ben Simmons, #1 del Draft, invitaba a la esperanza en Philly. Sin embargo, su grave lesión generó un clima de pesimismo en una organización que venía de hacer el tercer peor registro de la historia en una regular season (10-72) y que apenas ha sumado 47 victorias en las últimas tres campañas.

Los Sixers se encomendaban a sus hombres altos, con la incógnita de saber cómo respondería Joel Embiid tras su larguísima ausencia. Pero claro, para ello, alguien tenía que llevar el balón a esa zona interior y en Philadelphia sabían que Sergio Rodríguez podía jugar un papel importante para ello. "Va a compenetrarse muy bien con Embiid y Jahlil Okafor", dijo Bryan Colangelo, general manager de la franquicia, antes incluso de la llegada del 'Chacho' este verano.

Sergio Rodríguez sentía que la NBA le debía otra oportunidad y él, un jugador mucho más maduro que en su primera etapa -es el mayor de la plantilla, con 30 años- se aferra a ella con uñas y dientes. Después de haber vivido en Madrid la época más feliz de su vida -en sus propias palabras- 'El Chacho' creía que eran necesarias "otras cosas" para seguir creciendo y mejorar, algo que describió así en una entrevista en 'El País':"Disfruto del reto de volver a empezar, de volver a hacerme un nombre dentro de mi entorno más próximo. En el Real Madrid todos sabían ya lo que era capaz de hacer y lo que no. Aquí tengo que intentar hacerme valer de nuevo y trabajar para que me conozcan mi entrenador y mis compañeros. Eso me ayuda a ser mejor".

Un paso al frente

El paso del tiempo y, sobre todo, las actuaciones del español en el parqué confirmaron las expectativas. Brett Brown, el entrenador, está encantado con la nueva pieza de su roster: "Es difícil de alcanzar a cancha abierta. Es resbaladizo con su manejo de balón y su visión de juego, así que quiero que juegue más como él siempre lo ha hecho". Antes del partido de este sábado ante Atlanta Hawks, el técnico manifestó públicamente que el español "está cada vez más consolidado".

De momento, es el jugador más utilizado en los dos partidos de liga disputados hasta el momento (30.5 minutos por noche) y ha respondido a la perfección. Los Sixers todavía no conocen la victoria, pero ya saben que su juego pasa primero por la cabeza y las manos de Sergio Rodríguez.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BASKET4US

image beaconimage beaconimage beacon