Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Servià quiere las 500 Millas

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 23/05/2014 Raymond Blancafort
© Image MundoDeportivo.com

entro de tres semanas Oriol Servià cumplirá 40 años. Y al piloto de Pals seguro que le gustaría hacerse un gran regalo para la ocasión. El mejor sin duda de ellos sería gana el próximo domingo: la victoria en las 500 Millas de Indianápolis, donde arrancará 18º.

"Se puden ganar. Indianápolis es una carrera donde puede ganar quien sale último. Es muy larga y pasan muchas cosas. Basta acertar el 'setting' de carrera, los momentos de los 'pit stop', ya que hay 7 u 8 paradas, o que te favorezcan las banderas amarillas para remontar muchas posiciones. Este año salgo 18º, pero la diferencia de promedio con la pole es de apenas milla y media por hora (2,4 km/h). Es muy poco. Había años en que entre la pole y el segundo había esta diferencia. Ahora está muy igualado", dijo Oriol Servià a MD vía telefónica.

Indianápolis es la carrera más famosa del mundo, la más rápida, una orgía de la velocidad a más de 350 km/h. Este año la pole se ha conseguido a un promedio superos a los 370 km/h.

"Hoy en día es la carrera más rápida, pero cuando teníamos motores un poco más potentes Fontana era algo más veloz, se superaban los 390 km/h. Pero el secreto de las 500 millas es el 'setting' de carrera, llegar al final con el mejor 'setting', lo más descargado de ala posible para ganar velocidad. Indy es la única carrera del campeonato donde en las paradas en boxes podermos tocar el ala trasera, además del ala delantera. Normalmente las vas descargando. Es muy importante. Lo comprobé en 2012, cuando en los inicios de carerra perdí vuelta por un pinchado y sólo puede desdoblarme en el último tercio de carrera. Tenía un gran coche y en las últimas vueltas remonté para quedar 4º", explica Oriol. Este resultado, el 6º de 2011 y el salir en primera fila precisamente en 2011 son los grandes hitos de Oriol en Indy.

Indy, a 370 km/h. rozando el muro. Todo un desafío. "Al muro hay que tenerle respeto. Te vas acostumbrando a él, a verlo venir. Los cronos van mejorando de forma paulatina. Por eso los ensayos duran tantos días. Correr en Indianápolis exige total atención, no distraerte ni una milésima de segundo porque el muro acecha", señala el piloto de Pals.

Servià dice que las cuatro curvas de Indianápolis "pueden parecer iguales. Aparentemente lo son, de 90º, con el mismo radio, con la misma inclinación, pero el viento las hace muy distintas. En calificación son todas a tope, conteniendo la respiración en la 1 y la 3, las de final de las rectas largas. Los más rápidos hacen las cuatro vueltas a 370 km/h, pero la velocicidad punta apenas son unos 380 km/h. En carrera levantas un poco el pie en las curvas, pero la clave que las hace distintas es el viento. No es lo mismo si sopla de frente o de atrás o de costado. Por eso antes de cada curva hay una manga que indica la dirección y fueza del viento. Y las vas mirando siempre. Y vas cambiando el reglaje de la barra estabilizadora según sople el viento, si es necesario en cada curva".

Servià ya está a punto para esta sexta participación en la prueba. Y dispuesto a jugar sus cartas hasta el final.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon