Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sevilla: épica de campeón en la Europa League

SPORTYOU SPORTYOU 18/05/2016 sportyou
Sevilla: épica de campeón en la Europa League © Getty Images Sevilla: épica de campeón en la Europa League

El Sevilla ha ganado su quinta Europa League, después de vencer al Liverpool por 3-1, tras protagonizar una épica remontada en la final disputada en Basilea. El partido comenzó con el equipo español mostrando mucha convicción. Se notó el bagaje que tiene el club en esta competición en la última década, y sus futbolistas saltaron al césped con gran determinación. La personalizó Ever Banega, que comenzó a pedir la pelota de forma constante y a salvar la enorme presión que el Liverpool ejercía sobre el poseedor de balón. El argentino reducía el ritmo del partido, probablemente con el objetivo de que el choque no tuviese demasiado ida y vuelta, donde el ataque del Liverpool marca diferencias.

Sin embargo, esto provocó que Gameiro no pudiera disfrutar de su escenario favorito: verticalidad en su equipo para que él pueda correr a los espacios abiertos. Quizás por ahí puede explicarse que en el primer tiempo, el conjunto español sólo tuviese un remate a puerta, obra del francés en un rebote. El Liverpool, sin embargo, sí conseguía intimidar la portería de David Soria con regularidad.

En el minuto 11, Sturridge hizo un débil remate, y poco después los reds reclamaron un claro penalti por mano de Carriço. Mediado el primer tiempo, Sturridge tuvo un mano a mano que sacó Soria, y en el minuto 35 el internacional inglés no perdonó y tras recibir la pelota en el costado izquierdo del área se sacó de la manga un fabuloso remate con el exterior de su pie izquierdo que se coló por el segundo palo de la meta sevillista. En el tramo final de primer tiempo pudo ampliarse la ventaja -anularon un gol a Lovren y los de Klopp reclamaron otro penalti por mano de Krychowiak- pero finalmente el encuentro se marchó con ese 1-0.

El segundo tiempo, sin embargo, fue una historia completamente diferente. A los veinte segundos de la reanudación llegó el empate a través de Gameiro, después de que el conjunto hispalense saliera con una agresividad tremenda en la búsqueda de la puerta de Mignolet. La pelota cayó en el perfil derecho, y una excelente jugada de Mariano con caño incluido sobre Moreno acabó en pie del francés, que empujó libre de marca en el área pequeña.

El tanto fue un chute de adrenalina para el equipo de Unai Emery, que a partir de entonces comenzó a comerse a los futbolistas ingleses. El Sevilla recuperaba la pelota en medio campo y, a diferencia del primer tiempo, buscaba de forma inmediata a Kevin Gameiro. Así encontraron dos ocasiones muy claras, aunque el 2-1 no llegaría hasta el minuto 63, después de que una brillante jugada colectiva acabase en los pies de Coke en el balcón del área, quien con un remate angulado adelantó a su equipo.

El partido lo iba a cerrar el Sevilla en el minuto 70, después de una polémica jugada. Dos jugadores del Liverpool tocaron la pelota con intención de disputarla antes de que le llegase a Coke, que estaba adelantado -el árbitro desacreditó al linear y dio por válido el tanto- y que batió por bajo a Mignolet para poner el 3-1 que le iba a dar al Sevilla el título por tercer año consecutivo, gracias a una remontada llena de pura raza, solo al alcance de los elegidos. El equipo hispalense, con esta nueva proeza, está entre ellos sin ninguna duda.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon