Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Si el Camp Nou fuese el Palau...

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 15/05/2014 Miguel Rico

El Barça ha clasificado a sus equipos de balonmano y baloncesto para las respectivas 'Final Four' y esta semana -la que va a ser decisiva en la Liga de fútbol- Jordi Basté tuvo la ocurrencia de reunir en los estudios de Rac1 a Xavi Pascual y Xavi Pascual. O viceversa. Los técnicos de las dos históricas secciones, y que no sólo comparten nombre y apellido sino también el escenario dónde concretan sus más increíbles y emocionantes gestas: el Palau Blaugrana.

Pasqui, como se conoce en el balonmano al entrenador del Barça, recordó algunos de los brutales, históricos éxitos de la sección bajo el contagioso e imparable impulso del Palau. Ocurría con el 'Dream Team' de Valero Rivera y sigue sucediendo ahora. La última experiencia, es bien reciente. La imponente remontada (31-24) ante el Rhein Neckar que metió al Barça en la finalísima de Colonia. Hablando de ese instante inolvidable los Pascual explicaron que sus jugadores "sienten realmente que el público del Palau juega los partidos con nosotros".

Ahí, en esa confesión y en vísperas de un decisivo Barça-Atlético, la pelota quedó botando y en dirección al Camp Nou. Naturalmente, Basté la aprovechó para entrar al remate y repreguntar a los Pascual. Su repuesta, en boca de Pasqui, fue tan explícita que nos ahorra reproducir la literalidad de la pregunta: "Uuy, uuy, uuy si el Camp Nou fuese como el Palau... Ojalá!"

Ayer otro Xavi, este Hernández, habló maravillas del Atlético ("ahora mismo el mejor equipo de Europa") y, humildemente, solicitó la ayuda del Camp Nou para ganar ante el líder el último partido del año. Sólo así, con esa victoria, el Barça se adjudicará, un año más, el título de Liga. Una súplica al moderado, frío, público del estadio que, los Pascual no necesitan hacer jamás a su gente. Al Palau. Siempre cuentan con su apoyo incondicional de los suyos. Y eso es lo extraño.

Siendo, como son, todos aficionados del Barça, los que van al Palau se implican generosamente, desde el primer al último segundo. Amarrados al destino de todos sus equipos. No les importa el resultado anterior, por malo que haya sido, sino el que se está disputando. Olvidan los partidos que se han perdido para ganar el que están jugando todos. Lo hacen siempre. Con el basket y el balonmano, pero también con los equipos de hockey sobre patines y de fútbol sala que, dicho sea de paso, acaban de ganar sus respectivas Copas de Europa.

Total, que después de oír a todos los que tienen el privilegio de sentir, en primera persona, el indesmayable empuje de su gente, sólo nos falta escuchar al Camp Nou volcado con la misma generosidad, con idéntica intensidad y constancia con la que se comporta el público del Palau. Si los aficionados al fútbol se preguntan qué pueden hacer para que el primer equipo del Barça sea campeón de esta Liga, la respuesta está clara. Volcarse como se vuelca el Palau. Es decir, el sábado hay que ver al Camp Nou como nunca lo hemos visto.

Y sí, la verdad, este texto es un pase interesado y adelantado para que las casi cien mil personas que estarán en el estadio confirmen con su actitud, la idea que tienen los de Pascual en la cabeza. Que si el público del Camp Nou fuese como es el del Palau, el Barça de fútbol ganaría todo lo que jugase en casa. Justo lo que necesita contra el Atlético de Madrid: ganar para volver a ser campeón. Todo lo demás no importa. Ya habrá tiempo de ajustar cuentas y concretar revoluciones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon