Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Simeone sí tuvo fe en los suyos

AS AS 01/05/2014 Guillem Balagué

¿Qué ocurre cuando dos espejos se colocan uno enfrente del otro? Se produce una imagen continua eterna, lo mismo de lo mismo. Así fue la primera parte que se igualó a todo: errores atrás, goles, estructura defensiva, seguramente también kilómetros recorridos y posesión, ilusión, ganas y demás. Y, ¿quién lo iba a decir? En la segunda se confirmó algo que se empezaba a intuir: el Atlético tenía más recursos ofensivos que el Chelsea. Eso es entrenamiento y fe en los jugadores de uno. Mientras Mourinho (que, es verdad, está en la primera temporada de una nueva era, con un equipo que no está hecho a su imagen) se ha reído de sus delanteros, Simeone regaló los oídos de, por ejemplo, un Adrián que llegó a sentirse fuera de todo.

Y esas charlas, ese toque a la espalda al final de los entrenamientos, esas palabras en alguna rueda de prensa, esa recuperación para el grupo de última hora, producen estos lodos. Se hizo raro ver que los españoles eran tan fuertes y tan rápidos como los ingleses (no siempre pasa), pero fue memorable que además todo ello fuera acompañado con una creencia absoluta en la idea y un esfuerzo gigantesco. Y posesión cuando tocó, y lucha por cada centímetro e inteligencia en los momentos clave, como cuando encajó el primer gol. Esa unanimidad no la tiene el Chelsea. Y así en el mundo entero se aplaudió las formas, el contexto y las pequeñas y grandes historias que nos ha dado el Atlético este año. Felicidades, colchoneros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon