Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Simeone ya es el auténtico rey de Europa

AS AS 21/04/2014 Manolete

Mañana es el día de su consagración. Ya nadie duda en toda Europa que Diego Simeone se ha convertido en el auténtico rey de Europa en los banquillos. Su filosofía de la incomodidad se ha impuesto al tiki-taka de la Roja o de Pep Guardiola. El Atlético vivirá una noche de sus noches mágicas ante el Chelsea para poder seguir soñando con la final de la Champions en Lisboa. Su rueda de prensa ha sido imperial, sin faltar a nadie y el aspecto más destacable es la locura que se ha desatado por estar presente en este compromiso. Hoy mismo, he sido testigo como una familia que venía de Venezuela le decía al presidente Enrique Cerezo que el motivo de su presencia era estar presente en el partido. El técnico argentino ha vuelto a ser soberbio. Apoyo incondicional al equipo y un guiño hacia Fernando Torres. El otro fútbol, el del que se considera de importancia vital no vivir pendiente del cheque bancario para estar en la cúspide sigue pensando que el Simeone es el ejemplo a seguir. Ha conseguido que su vestuario esté tan identificado con su forma de jugar y que tengan hambre por no dejar pasar una oportunidad histórica que se le considera la bandera de un fútbol en el que destaca la apuesta por el sufrimiento y el trabajo por encima de los galácticos. Se entiende que es una oportunidad histórica para poder olvidar pa4ra siempre términos como galácticos, estrellas o millonarios que han provocado que siempre los títulos los ganen lo de siempre. Los aficionados en especial sueñan con encontrar alguien parecido a Simeone como pasó con Pizzi en el Valencia o Calderón en el Betis para poder cambiar la filosofía de sus entidades.

El cholismo cada día se está extendiendo más en sus principios. Respeta siempre a sus rivales, pero a su gente ha sido clara. Si juegan como ellos saben no tienen que tener miedo a nadie. Nunca juega en función del rival y además es consciente que la Champions sigue siendo la asignatura pendiente que tiene que con respecto a la historia de un club de ciento once años de existencia. Hace piña como nunca y siempre quiere que su gente imponga su personalidad. No ha entrado al trapo de las trampas que le ha puesto Mourinho pero ha ganado la victoria al conseguir que Courtois al final sea su referencia. Cada día son más los técnicos que acuden a seguir sus métodos y los presidentes modestos que luchan para intentar conseguir una joya de este calibre. Pese a que el Mónaco está dispuesto a darle un pastizal su intención es seguir como mínimo un año más por el Calderón. Se siente identificado al máximo con sus jefes y no se olvida que han admitido que sea el máximo responsable en toda la parcela deportiva. Además se ha convertido en el director de orquesta de todos los aficionados colchoneros y saben que un doblete, Liga y Champions, le va a convertir en el auténtico acaparador de todos los trofeos al mejor técnico del próximo año y es algo que le llena de orgullo. Una demostración que está en el camino adecuado y que siempre el amor a unos colores condiciona mucho su trabajo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon