Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sonríe Cristiano, sonríe el Madrid

SPORTYOU SPORTYOU 06/03/2016 sportyou
Sonríe Cristiano, sonríe el Madrid © Getty Images Sonríe Cristiano, sonríe el Madrid

No es casual que Cristiano Ronaldo celebrase el primero de sus cuatro goles al Celta llevándose la mano a la oreja. Tras el encuentro ante el Atlético, el portugués fue uno de los grandes señalados y las declaraciones posteriores al encuentro, en las que dejaba caer que había futbolistas por debajo de su nivel, le colocaron en el punto de mira de parte de la grada. Incluso desde el propio vestuario blanco se veían asombrados ante el cambio de actitud del futbolista luso, otrora ejemplo de profesionalidad y esfuerzo en los entrenamientos, y últimamente totalmente desanimado. Cristiano había perdido la alegría, y en el Real Madrid lo notaban.

Ante el Celta se reivindicó. Reapareció el mejor Cristiano, el de los grandes momentos. Su pierna volvió a ser la que era, se convirtió en un bazuka y el Santiago Bernabéu entró en calor a base de celebraciones de su ídolo. Lo que comenzó como indiferencia y protesta hacia los futbolistas, tornó en gritos de apoyo a un futbolista que sigue siendo el líder indiscutible de cara a gol de la plantilla blanca. Cristiano Ronaldo superó a Zarra, alcanzó los 350 goles de blanco y se colocó al frente de la tabla de goleadores de la Liga con un póker que devuelve la ilusión al madridismo. Conseguirlos en marzo, cuando la carga de la temporada empieza a pesar, y ante un Celta que está luchando por Europa, es perfecto para recuperar el buen ánimo general.

Zinedine Zidane ha encontrado en Cristiano a su líder. El estado de ánimo del equipo se trasluce en el del portugués, y por eso 'Zizou' no deja de elogiarle siempre que puede. "Es capaz de meter cuatro. Pocos son capaces de hacer lo que hace. Es único en el disparo. Solo lo tiene él. Yo lo golpeaba bien, pero desde más cerca. No conozco la sensación de marcar cuatro goles. Pocos jugadores pueden tener esta sensación. Está en el Madrid, es fuerte, es bueno y capaz de marcar cuatro goles en 40 minutos. Yo nunca pude hacerlo", recordó Zidane, con una sonrisa en la boca. La admiración mutua de Cristiano y Zidane se nota, tanto en el campo, como en el cambio de actitud del equipo.

Los cuatro goles de Cristiano sirven, además, como aviso para quien daba al Real Madrid como 'muerto' de cara al resto de la temporada. El encuentro del martes, ante la Roma, servirá de termómetro de la recuperación blanca. Si Cristiano está a tono, no faltarán las sonrisas en el conjunto blanco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de SPORTYOU

image beaconimage beaconimage beacon