Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Su vuelta, un regalo

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 15/06/2014 null

Asier Illarramendi es un chaval de la tierra. Apegado a su familia, a Mutriku y sus amigos, euskaldun y de la Real. Un día el Madrid se cruzó de sopetón en su camino y hoy, accidentalmente, es del Madrid pero es obvio que su corazón es txuri urdin. Está por ver que su decisión de fichar por el club merengue fuera la correcta. De momento, a tenor de lo que ha sucedido en la recién finalizada temporada, todo lo contrario. La sonrisa, natural y espontánea, de felicidad, que lucía ayer en San Miguel poco tiene que ver con los rostros desencajados, fronterizos con el llanto, que ha lucido este año en Madrid. No lo puede decir, entre otras cosas porque rendirse no es una opción para un profesional del fútbol, pero estoy seguro de que si le plantearan seriamente la oportunidad de volver a la Real, la consideraría seriamente. En el Bernabéu, lo tiene crudo. Ancelotti no le ha cuidado, diciendo públicamente que jugaría la final de la Copa de Europa y luego no alineándole. Más bien lo ha entregado en bandeja de plata a los muchos enemigos que Illarra ya se ha granjeado en la capital, sobre todo entre la prensa, que defienden que la camiseta blanca le viene grande. Sólo la extraordinaria categoría que tiene como futbolista puede permitirle voltear la situación pero para ello necesita jugar y eso lo tiene muy complicado ya que Xabi Alonso y Modric son fijos y luego están Di María, Khedira, Isco... y ahora dicen que van a fichar a Ramires (Chelsea). ¿Dónde y cuándo va a jugar Asier Illarramendi para dar la vuelta a su situación? No sería el primer caso de un jugador sensacional para su club de origen que naufraga por mil diferentes razones en un club tan grande. Este verano ha vuelto a Gipuzkoa para ser homenajeado pero no puede extrañar a nadie que, tarde o temprano, se produzca el retorno definitivo. Para la Real sería un regalo

Xabier

ISASA

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon