Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Susie pasa el test con nota

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 16/05/2014 Santi Durán
© Image MundoDeportivo.com

Susie Wolff rompió una larga travesía en el desierto. El miércoles en Montmeló se subió al Williams de F1 durante los test oficiales de la categoría. La última mujer que disputó una sesión oficial de F1 fue Giovanna Amati en el GP de Brasil de 1992, pero no pudo calificarse para tomar la salida.

Susie logró el 5º crono del día con el Wiliams en Barcelona y se mostró muy satisfecha, pese a un trompo: "Estos coches tienen un par mucho mayor y esta fue la causa por la que me salí de pista. Creo que fue un día muy productivo y pude aprender mucho del coche, y esto me servirá para disputar los ensayos del viernes por la mañana del GP de Gran Bretaña. Era la primera vez que pilotaba este coche, muy distinto a los del pasado año. Con los coches de 2013 empujabas y cada vez ibas más deprisa, pero ahora hay que gestionar muchas cosas. La verdad es que no presté atención a los tiempos porque estaba concentrda en el trabajo. Y no me inquieta lo que digan. Había mucha gente que esperaba que fuera lenta, que estuviera lejos, y no ha sido así".

En el mundo del motor no abundan las mujeres al volante. Y en la Fórmula 1, menos. Pero desde hace dos o tres años esta tendencia empieza a invertirse, aunque lentamente. Sauber y Williams cuentan con una piloto de pruebas femenina. En Sauber ejerce la suiza Simona de Silvestro, de 25 años, quien parece tener buenas posibilidades de debutar ya que procede de la Indycar estadounidense donde se ha mostrado brillante (2ª en Houston el pasado año). En Williams la escocesa Susie Wolff, de 30 años y ex piloto de DTM, es la esposa de Toto Wolff, el patrón de Mercedes y hasta hace poco accionista de Williams.

Sin olvidarnos de la malograda María de Villota, piloto de pruebas de Marussia y fallecida en octubre del año pasado a los 33 años, un año después de sufrir un accidente en unas pruebas en línea recta en el aeródromo inglés de Duxford, a consecuencia del cual perdió unojo.

Son dos las mujeres que han disputado Grandes Premios en la historia de la Fórmula 1. La primera fue la italiana Maria Teresa de Filippis, que disputó tres carreras en 1958 con un décimo puesto en el GP de Bélgica como mejor clasificación. La siguió su compatriota Lella Lombardi, que disputó doce carreras entre 1975 y 1976 y que firmó una sexta plaza en el GP de España de 1975, el último disputado en Montjuïc.

Otras tres lo intentaron sin éxito al no lograr clasificarse. Es el caso de la inglesa Divina Galica, en 1976 y 1978, la sudafricana Desiré Wilson en 1980 y la italiana Giovanna Amati en el GP de Brasil en 1992, con un Brabham.

En la Indycar, la categoría reina de monoplazas en Estados Unidos, la mujeres han estado presentes con cierta asiduidad estas últimas temporadas. Danica Patrick fue la estrella de esta competición, tanto por su físico como por sus resultados, antes de pasar a la NASCAR. Precisamente en las 500 Millas llegaron a coincidir en pista Danica junto a Simona de Silvestro, la barsileña Ana Beatriz y la británica Pipa Mann, la única que este año intentará calificarse para la gran prueba americana. Cuatro mujeres entre 33 coches de parrilla

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon