Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tiembla Son Moix

MundoDeportivo.com MundoDeportivo.com 29/04/2014 E. Herrera
© Image MundoDeportivo.com

El Real Mallorca vive inmerso en una angustia permanente. El equipo balear ha pasado de aspirar al ascenso a Primera a pelear por evitar el descenso a Segunda B. Ahora mismo, el conjunto de Lluís Carreras, a falta de seis jornadas para acabar la competición, se halla a sólo tres puntos del abismo. Y el domingo recibe en Palma la visita del Eibar. Tiembla Son Moix.

Conscientes de la trascendencia del partido, los capitanes del equipo, Dudú Aouate, Pep Lluís Martí y José Carlos de Araujo 'Nunes', comparecieron en sala de prensa para pedir "una vez más, el apoyo de la afición. Nosotros, los jugadores, somos los máximos responsables de esta crítica situación. No queremos buscar ninguna excusa. Es cierto que, en ocasiones, el entorno no ayuda, pero entonamos el mea culpa". Nunes aseguró también que "aunque no lo parezca, estamos sufriendo y buscamos, por todos los medios, revertir la situación. Creemos que ahora no es momento de reproches. Hace falta unión para sacar esto adelante. Nos quedan seis finales".

Por su parte, Aouate indicó que "nos jugamos la vida. El domingo disputaremos un partido vital. Ahora mismo cualquier conflicto nos puede perjudicar. Debemos remar todos en la misma dirección y dejar al margen cualquier diferencia". En su turno, Pep Lluís Martí apuntó que "el Mallorca es nuestra sangre; somos mallorquinistas, queremos al club. Que nadie dude de que vamos a luchar al máximo".

En barrena

El Real Mallorca encadena cuatro derrotas consecutivas (0 puntos de 12 posibles); trescientos cuarenta y nueve minutos sin marcar un gol, y con Lluís Carreras en el banquillo el equipo sólo ha conseguido 8 puntos de 27 posibles. La derrota del pasado fin de semana en el campo del Alavés (1-0) encendió todas las alarmas y la semana está resultando muy tensa en el seno del club rojillo.

La Policía Nacional se personó en el entrenamiento del martes para aplacar los ánimos de algunos aficionados que increparon a los jugadores, e incluso el Presidente de la Federación de Peñas del club, Miguel Mesquida, pidió, hace unas horas, la dimisión del Consejo de Administración y cargó en contra de los jugadores. El Consejo de Administración del Real Mallorca tiene previsto reunirse este miércoles para analizar la gravedad de la situación.

Mientras, un sector aboga por la destitución de Carreras y su substitución por Javier Olaizola (ex jugador del equipo y actualmente técnico de fútbol base), otra facción pretende dar continuidad al de Sant Pol. El club regalará dos entradas a cada socio para intentar que el domingo Son Moix registre una buena entrada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Mundo Deportivo.com

image beaconimage beaconimage beacon